Hambruna y miseria en Muzo, uno de los pueblos más ricos del departamento

En la Cumbre Social por Boyacá se expuso la delicada situación que está atravesando el municipio, “nosotros estamos peleando por nuestra tierra, nuestras riquezas y por un plato de comida digno […]. Hay abuelos que se tapan con plásticos, las casas son en madera y tablas, las columnas están amarradas con manilas, no son casas son tugurios”, Gladys Florido, promotora social de Muzo.

Debe leer: Cumbre Social por Boyacá, de la reflexión a la acción

Desde el 25 de noviembre inició la lucha de la comunidad de Muzo en contra de MTC (Minería Texas Colombia), denuncian que ha violado los derechos de los ciudadanos y de los trabajadores, y que, a raíz de esto, la población esta sufriendo de hambre, pobreza extrema y malas condiciones de vida. “Nos han atropellado lo más que han podido, nos han tiroteado, nos han matado compañeros por exigir nuestros derechos. Nuestros niños y abuelos están desnutridos y se están muriendo de hambre, acá lo que único que hay es miseria”, cuenta Alcidades Moreno, presiente de los guaqueros independientes.

Suscríbase en nuestro canal

En la Cumbre explican que MTC no garantiza las condiciones laborales dignas y presenta constantes humillaciones y malos tratos a sus trabajadores, además, su inconformidad contra el gobierno a causa del abandono total y el abuso por parte del ESMAD “el pueblo se levantó, hubo heridos, el ESMAD se nos metió a las casas, violaron los derechos del pueblo, nos dieron plomo y gases, no les importó que había niños” “no tenemos empleos dignos porque se los dan a las personas de Chile, México, EE.UU. y Venezuela, pero a colombianos no. Para Muzo siendo nosotros raizales y dueños de estas tierras se nos están llevando nuestras riquezas, los empleos que les dan a nosotros es de simples obreros”, explicó Florido.

Cuentan también que al final de la jornada después de 12 horas de trabajo, la empresa hace que los trabajadores se desnuden y pase por un escáner para comprobar que no se lleven las esmeraldas, “los obreros acalorados, vueltos nada de trabajar todo el día y al final, los meten desnudos al escáner o cuarto frío en donde se están cristalizando los huesos de ellos, se están enfermando a causa de esto por “revisar” que no se lleven nada”, explica Gladys.

Por otro lado, gran fracción de la población vive de la guaquería, pero la compañía no le esta entregando los estériles a los mineros y además se adueñaron de un terreno que le pertenecía al municipio, “ahora si nos botan los estériles ya están lavados, queremos que nos den un 40% de tierra sin lavar, que contraten en Muzo los mejores empleos para la compañía y se nos dé un trabajo digno. Ellos quieren que seamos sus esclavos además dicen que nosotros somos una vergüenza para ellos, pero entones ¿a que viene a llevarse nuestras riquezas”, afirma.

En Maripí, hace alrededor de un mes, se realizó una mesa de dialogo entre los ciudadanos del Occidente de Boyacá y MTC, en donde, se les prometió mejores condiciones laborales, apoyo en recursos para la gasolina de las volquetas que transporta los estériles, así como un porcentaje de tierra sin lavar para los guaqueros, pero al día de hoy, no se les ha cumplido con lo pactado dejando en absoluto abandono a la población.

“Llévense las esmeraldas si quieren, pero no acaben con nuestros pueblos y compañeros. MTC no está colaborando con nada de lo pactado, ellos se comprometieron en Maripi y no están cumpliendo con nada. El pueblo esta a punto de volverse a levantar y quiero que quede claro, vamos a ir alistando los hospitales, ambulancias y cementerios para que nos recojan los muertos porque no podemos más con el hambre con la que vivimos a diario. Están desangrando nuestro pueblo, el gobierno solo nos ve en votaciones, pero una vez son elegidos, no existimos para ellos”, afirmó Moreno.

Alcidiades Moreno, presidente de los guaqueros independientes. FOTO | EL DIARIO

La población del occidente de Boyacá exige la colaboración y la presencia del gobernador, Ramiro Barragán para que evidencie la triste realidad por la que atraviesa la región. “Somos capital mundial de la esmeralda y nos estamos muriendo de hambre. Nuestros niños no han podido estudiar desde que inició la pandemia, la juventud está abandonada. Compartan esto para que no quede impune porque vemos como los políticos llegan, les dan maletadas de esmeraldas y se van sin decir nada”, explicó la promotora social.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.