“Brote de fiebre aftosa no ha afectado a Boyacá”: Jorge Iván Londoño

0
1255
Foto | Hisrael Garzonroa
PUBLICIDAD

El Secretario de Fomento Agropecuario se refirió a la presencia de fiebre aftosa en el departamento vecino de Cundinamarca y aseguró que se están tomando medidas preventivas en Boyacá.

Luego de la notificación que realizó el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) ante la Organización Mundial de Sanidad Animal donde se alerta de la presencia del brote de fiebre aftosa en Yacopí, Cundinamarca, desde Boyacá se ha optado por mantener medidas preventivas, en especial en el municipio de Puerto Boyacá.

“Después de detectar en 8 fincas de Yacopí, 140 animales positivos en Fiebre Aftosa, se ha tomado la decisión de que 13 municipios entren en cuarentena, es decir, que no podrán movilizar, ingresar o sacar, ovinos, bovinos, caprinos ni porcinos de estos municipios incluido Puerto Boyacá”, indicó el jefe de la sectorial agropecuaria del departamento, Jorge Iván Londoño.

Cundinamarca, Caldas, Antioquía, Santander y Boyacá han entrado en medida preventiva por un mes ante la presencia de esta enfermedad en el país. En el caso del territorio boyacense, el ICA aumentó el control del transporte de animales de Puerto Boyacá a Otanche, incluyó un nuevo puesto de control de Yacopí a La Victoria y logró establecer un punto de desinfección cerca al municipio de Chiquinquirá.

Teniendo en cuenta que este virus es altamente contagioso, el Secretario de Fomento Agropecuario manifestó que las medias que se toman se hacen con el fin de evitar la propagación del mismo.

“La Fiebre Aftosa no es una enfermedad zoonótica, es decir, que es un virus solo de las especies animales, y no causan ningún daño en el ser humano. En Boyacá no se ha diagnosticado el primer caso de Fiebre Aftosa, podemos estar tranquilos. De lo que sí estamos seguros es que la Fiebre Aftosa viene del vecino país de Venezuela. Nosotros contábamos con Estatus Sanitario, los que no tienen ese estatus son los del vecino país”, agregó Londoño.

La fiebre aftosa afecta de una manera considerable a los ganaderos, ya que “provoca en los animales ampollas en la boca, la lengua, la faringe y la laringe, le impide a los animales consumir alimentos o agua y por lo tanto el animal se empieza a deshidratar, pierde su capacidad de producción de leche de carne y llega al punto de sacrificio”.

Se hace un llamado a los campesinos boyacenses para que si tienen la más mínima sospecha de la presencia de este virus, informen rápidamente a la Secretaría de Fomento Agropecuario o al ICA.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.