Violencia en Boyacá 2016: un incremento sin tregua

1
3527
Foto |Vía shutterstock
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Por: Jacinto Pineda Jiménez, Director Territorial (E) ESAP Boyacá Casanare

En general las diversas formas de violencia aumentaron durante el año 2016 en Boyacá. La idea ciega que todo se resuelve a los golpes se apodera de la convivencia en el hogar, en la calle y en la sociedad; como frenesí sin tregua la violencia intrafamiliar aumentó, los suicidios incrementaron y los homicidios crecieron. Preocupante los asesinatos de mujeres, al pasar de 5 a 20 entre el 2015 y el 2016.

Publicidad

La intolerancia, el machismo y el alcoholismo, entre otros factores, caminan de la mano dejando una estela de violencias en el hogar y en el escenario público de Boyacá. En el año 2016, de acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal (INMLCF), las violencias en general aumentaron en Boyacá siendo preocupante el aumento de las muertes violentas: los homicidios crecieron rompiendo la tendencia en los últimos años al descenso, los suicidios se incrementaron; la violencia en la familia creció siendo persistente el hecho que la mujer es la principal víctima y la violencia de pareja la de mayor frecuencia. Veamos las cifras en detalle y por municipios.

Muertes violentas

El crecimiento de los asesinatos de mujeres al pasar de 5 a 20 en los años 2015 a 2016, evidencia el fenómeno del feminicidio en Boyacá.

Tras varios años los homicidios en Boyacá volvieron a aumentar. Cuando se analiza el periodo 2015-2016 se pasó de 90 a 97 casos aunque con una tasa por cada cien mil habitantes menor a la del país. Lo preocupante el crecimiento de los asesinatos de mujeres al pasar de 5 a 20 en los años 2015 a 2016, lo que evidencia el fenómeno del feminicidio en Boyacá. Puerto Boyacá con 18 homicidios es el municipio con el mayor número de casos, le siguen Sogamoso con 12 y Tunja 10. En 57 municipios de Boyacá durante el 2016 no se registraron homicidios. Las muertes violentas por accidentes de tránsito pasaron en el año 2015 de 183 a 192 en el 2016, ocupando Boyacá el quinto lugar dentro de los departamentos con las tasas más altas.


Le puede interesar:
>Violencia contra la mujer: Una paz para esta guerra


Los suicidios aumentaron al pasar de 57 en el 2015 a 70 en el 2016, con una tasa por cada cien mil habitantes superior a la del país. Este un fenómeno público que escapa a la mera lógica de lo íntimo, pues son circunstancias sociales, económicas y psicológicas las que empujan a esta determinación. Cuando se disgregan las cifras Tunja presenta 14 suicidios, es decir el 20% de total de casos en Boyacá, le siguen Sogamoso con 7 y Duitama 5. En el siguiente gráfico presento la tendencia histórica del fenómeno en Boyacá desde el 2004 al 2016.

Grafico 1. Tendencia histórica suicidios en Boyacá
Grafico 1. Tendencia histórica suicidios en Boyacá

Violencia intrafamiliar

Boyacá presenta una tasa por cada cien mil habitantes más alta que la del país (165.64 y 126.30 respectivamente).

La violencia intrafamiliar en Boyacá presentó 2.707 casos en el 2016, con un aumento de 215 casos en relación con el 2015. Es la violencia entre pareja la de mayor ocurrencia pues representa el 64.72% de los casos presentados y dentro de esta violencia la víctima es la mujer pues participa en el 88.86% de los hechos registrados. Lamentablemente, muchas personas sufren maltrato en el ámbito de sus relaciones íntimas. El maltrato en las relaciones asume diversas formas: emocional, verbal, física o sexual y, frecuentemente, tiene consecuencias de largo plazo para las personas involucradas, sus familias, la comunidad y la sociedad. La intolerancia y la imposición de la violencia como manera de resolver los conflictos hacen que el núcleo familiar se convierta en un infierno para sus integrantes. Boyacá presenta una tasa por cada cien mil habitantes más alta que la del país (165.64 y 126.30 respectivamente). Sogamoso continúa siendo la ciudad con los mayores índices de violencia intrafamiliar pues registra 731 casos, es decir el 27% del total departamental con el 8.8% de la población de Boyacá. Según medicina legal es la cuarta ciudad en Colombia con la tasa más alta por cada cien mil habitantes en violencia entre pareja y contra adultos y la novena en violencia contra niños, niñas y adolescentes, cifras apenas alarmantes.

Continúa siendo preocupante este fenómeno propio de los jóvenes, por causa de la intolerancia y el alcoholismo y drogadicción.

Es de anotar que hubo descenso en los casos de exámenes médico legales por presunto delito sexual en Boyacá con relación al 2015. En el año 2016 fueron valorados 517 casos de presunto delito sexual en contraste en el 2015 alcanzó 539. Esta es una de las violencias que mayor consecuencia deja en las víctimas. De igual manera la violencia interpersonal, definida generalmente por las riñas callejeras, descendió pues pasó de 4.206 en el 2015 a 4.084 casos en el 2016. Sin embargo, la tasa de Boyacá de 319.54 por cada cien mil habitantes continúa siendo superior a la que registra el país de 252,93; continúa siendo preocupante este fenómeno propio de los jóvenes, por causa de la intolerancia y el alcoholismo y drogadicción.

Nuevamente la fórmula resolver los conflictos con golpes deja un panorama preocupante. Requerimos de una acción pública, como sociedad y Estado, para generar un descenso en estas cifras pues sus consecuencias son incalculables para construir la Boyacá en paz.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.