Siguen los problemas por la alimentación en la Cárcel de Cómbita

Desde el pasado 3 de agosto los privados de la libertad del patio No 1 de ese establecimiento penitenciario se declararon en desobediencia pacifica para protestar contra la empresa Unión temporal Nutriuspec 2022, por él pésimo servicio de alimentación que se les está ofreciendo.

Han continuado los problemas con el servicio de alimentación para el personal privado de la libertad de la cárcel de Cómbita, según denuncias elevadas en las últimas horas.

“La empresa que ha venido prestando los servicios de alimentación a nosotros los privados de la libertad continúa con la dinámica que ha traído durante los años que ha suministrado el servicio, en cuestión de calidad pues es mala, a tal punto de agravarse la situación día a día, reflejado esto en la no entrega de algunos alimentos”, se quejaron los internos.

Publicidad

Señalan que los productos que se les entregan son de muy mala calidad, incluso en muchas oportunidades están descompuestos y que no se sirve a las horas establecidas, como es el caso de suministrar el desayuno a las 6 de la tarde, afectando a toda la población carcelaria que debe aguantar sin consumir alimentos durante todo el día en detrimento de la salud de los internos.

“Teníamos la esperanza que esta empresa no continuara prestando los servicios de alimentación a los privados de la libertad; por esta razón, hemos sido pacientes en tolerar que nos entreguen lo que a ellos les viene en gana, sin exigir el cumplimiento del menú y la minuta patrón, esperando que llegara una empresa seria y responsable que velara por la alimentación de la población, pero todo parece indicar que volvemos a quedar en manos de la misma empresa que nos tiene aguantando hambre”, dijeron en un comunicado.

Por esa razón hicieron un llamado a la Defensoría del Pueblo, a la Procuraduría General de la nación y a la Contraloría General de la República y a los demás organismos de control, para que tomen cartas en el asunto e inicien las respectivas investigaciones en materia disciplinaria, penal y Fiscal para que los responsables de esta grave situación sean puestos ante la justicia.

Señalan que no se puede desconocer que el suministro de los alimentos a la población carcelaria es una obligación del Estado, esta debe ser diaria, de calidad y cantidad que permita una sana y correcta nutrición, pues por sus condiciones se encuentran imposibilitados para suministrarse sus propios alimentos y por las actuaciones irresponsables de los encargados de la alimentación Nutriuspec, están siendo sometidos a un sufrimiento y ostensible daño a su integridad personal, física y mental, constituyendo un trato cruel e inhumano contrario a nuestra dignidad Humana establecido en la Constitución.

“Por esta razón y dado a que no ha sido escuchado nuestro llamado a pesar de las diferentes reuniones que hemos tenido con los Jueces de la República, con Defensoría del Pueblo y la Procuraduría, con los Delegados de Derechos Humanos del Senado de la República, todo sigue igual, dejando entrever que acá la justicia es para los de abajo y que los órganos de Control no tocan a los poderosos”.

Las peticiones de los internos de la cárcel de Cómbita son:
A. Que les entreguen la alimentación en los horarios establecidos, desayuno a las 7 am, almuerzo a las 11 am, y cena a las 3 pm.
B. Que la empresa les entregue la alimentación tal como está estipulada en el menú y la minuta patrón.
c. Que la empresa pague lo que le debe a la población privada de la libertad en cuestión de alimentación, lo cual se relaciona de la siguiente manera:

  • 5 semanas de postre – 7 bebidas calientes
  • 12 partes de frutas del desayuno
  • 7 partes de ensalada

Agregan que la entidad prestadora del servicio de alimentación de manera mentirosa ha manifestado ante los entes de control que los reclamos son mal intencionados de parte del patio 1, por lo cual también exigen que confronten nuestros reclamos justos con Población Privada de la Libertad de otros patios.

“El Instituto Nacional y Penitenciario y Carcelario (Inpec) se encarga de la seguridad de la población carcelaria y de la administración de los centros de reclusión, pero la situación de la Población Privada de la Libertad (PPL) es deplorable por lo inhumana”, indican.

Desde el gobierno de Juan Manuel Santos fue expedido el Decreto 4150 que creó la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec), que es la encargada de gestionar y operar el suministro de bienes y la prestación de los servicios, la infraestructura y brindar el apoyo logístico y administrativo requeridos por el Inpec.

Dicen los presos que con la creación de este estamento se esperaba que mejorara la situación de la población privada de libertad, sin embargo, la corrupción que rodea los contratos de servicio empeoraron la alimentación y la salud, ya que los contratos son adjudicados conforme a la conveniencia del oferente y al monto de las coimas sin importarles la calidad del servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.