“No vendan su tierra”: Gloria Cuartas a los boyacenses

“No dejen dañar el aire, el agua, la vida, el calor humano boyacense, ustedes son refugio ético, refugio ambiental para las nuevas y presentes generaciones”. Fue la invitación que hizo a los boyacenses, Gloria Cuartas, exsenadora, exalcaldesa de Apartadó, Antioquia, hoy activista por la paz y defensora de los Derechos Humanos, durante su intervención en la pasada Cumbre social ‘Boyacá, un pacto para seguir avanzando por la Paz’ realizada a través de EL DIARIO.

Debe leer: [VIDEO] Boyacá cumbre social, un pacto para seguir avanzando por la Paz

Uno de los temas que recalcó Gloria Cuartas es la lucha que deben hacer de manera conjunta campesinos y ciudadanos boyacenses, por el territorio.

“El Acuerdo de Paz es un llamado a repensar el país que tenemos. Las condiciones en las tenencias de la tierra, ¿cuál es la ruralidad que hoy tenemos?, es uno de los temas más complejos que hoy tenemos del incumplimiento del Acuerdo […] Si tuviésemos una información catastral al servicio de la ciudadanía comprenderíamos que hay una geografía oculta”.

Para Cuartas es necesario superar la dicotomía entre la ruralidad y lo urbano, “vemos la Boyacá rural, la urbana y la Boyacá de intereses geoestratégicos para el capital inmobiliario que está transformando esa ‘nueva ruralidad’ de Boyacá, donde los propietarios de la tierra pasan a ser los trabajadores de los que van a vivir a Boyacá o a tener fincas de recreo“.

“Acá han existido familias, aparatos políticos, grupos económicos que han impedido un desarrollo en equidad y justicia […] Cuando sabemos quiénes son los poseedores de la tierra, quiénes han acumulado, acumulación por desposesión, entonces el Pacto y el Acuerdo de Paz no son dos acuerdos distintos”.

En referencia con las peticiones de los líderes que intervinieron durante la cumbre, Cuartas reflexiona que “el Acuerdo y el Pacto Social por Boyacá se materialice a partir de una redistribución de los recursos materiales, tecnológicos, económicos, y, de visualizar las potencialidades que tiene Boyacá”.

“¿Por qué toda la gente se quiere ir a vivir a Villa de Leyva? ¿Por qué la mayor parte de la gente sueña con tener un pedacito de tierra en Boyacá? Y, ¿Por qué esa ilusión debería de ser lo que punce el corazón boyacense? Tengo arrugas en el corazón de ver cómo los campesinos reciben un poquito de dinero por su tierra y se dejan ilusionar por la compraventa de la tierra cuando lo que tenemos es que defender el derecho a la tierra y el derecho al territorio. No vendan su tierra”.

Hizo una petición a Pedro Pablo Salas, asesor de Diálogo Social y Paz del departamento, a dialogar “con todas las multinacionales, que se atrevan a conversar de forma horizontal con los líderes y lideresas, quiénes y cómo están ahí, y, cuál es esa imaginación geográfica del poder que ellos tienen y, qué es lo que se está imaginando la ciudadanía boyacense”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.