Más vale un día de pérdidas, que una vida de sometimiento

0
2263
Foto | EL DIARIO
PUBLICIDAD

Esa fue la consigna de los comerciantes del centro de Tunja, que conscientes de la necesidad de manifestar su rechazo e inconformismo por el alza en el impuesto predial, sacrificaron las ventas de un día con tal de dejar clara su postura en contra de las decisiones y el actuar de la Administración Cepeda.

El paro cívico de Tunja resultó siendo tan contundente como esperaban sus organizadores. Miles de ciudadanos se tomaron las calles para dejar claro el malestar que ha generado entre toda la ciudadanía el desmedido incremento en el cobro del impuesto predial.

Publicidad

Por supuesto, uno de los gremios más afectados durante la Admnistración Cepeda, el de los comerciantes, se sumó a las actividades de protesta ocasionando una parálisis total en las actividades comerciales, por lo menos las del centro de la ciudad.

Sobre las once de la mañana el tradicional sector de las ferreterías en la carrera 14 tenía un aspecto fantasmal; todos los negocios cerraron sus puertas al público y por esta tradicional vía de la ciudad no circuló ni un solo vehículo.

Las arengas contra el alcalde Pablo Cepeda y contra el IGAC proliferaron por la desocupada carrera.

Las arengas contra el alcalde Pablo Cepeda y contra el IGAC proliferaron por la desocupada carrera 14; un puñado de policías acompañaba a los manifestantes que estaban decididos a permanecer en el lugar bloqueando el paso de cualquier vehículo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.