Cómo lidiar con la ansiedad y el estrés durante la pandemia del COVID-19

1
207
Foto: Getty Images

Parece demasiado fácil sucumbir al miedo y la ansiedad en medio de esta incertidumbre por el COVID-19.

Quedarse en casa es una de las medidas más eficientes para frenar la propagación del COVID-19; sin embargo, según la Secretaría de Salud, el aislamiento social puede producir sentimientos de tristeza, ansiedad y preocupación, tanto por el propio encierro, como por no saber por cuánto tiempo se prolongará.

Nuestra reacción paranoica empezó desde que la OMS declaró al Coronavirus como pandemia, los gobiernos publicaron comunicados en redes sociales cada dos minutos, y el resto nos lanzamos al supermercado a gastar el último centavo de la quincena. Ni Philip Dick ni Asimov previeron en sus relatos utópicos que nuestro comportamiento social primario fuese acabar con el papel higiénico de las estanterías.

Si usted se siente abrumado por el brote de Coronavirus, tómese un tiempo para abordar su bienestar mental con estos tips.

Somos comunidad

Nos enfrentamos a una situación a la cual no estamos acostumbrados afrontar como sociedad, y es importante que podamos ayudarnos unos a otros, demostrar que seguimos siendo comunidad.

Demostrar que seguimos siendo comunidad

Para Raimund, Psicólogo de Médicos Sin Fronteras, desde Hong Kong, los que más corren riesgo son las personas mayores y nuestro personal sanitario, y por eso, “en estos momentos en que el instinto de supervivencia nos obliga a pensar en solo nosotros mismos, porque nos queremos proteger, es necesario cuidar de otras personas que necesitan ayuda”.

Pánico y ansiedad

La ansiedad puede manifestarse con nerviosismo, agitación, estado de alerta; no poder dejar de pensar en otra cosa; necesitar estar permanentemente informado del Coronavirus; dificultad para conciliar el sueño, y para desarrollar labores cotidianas.

Poner el despertador, reservar tiempo para hacer estiramientos en casa son trucos sencillos que pueden ayudar a tener cierta sensación de normalidad.

>Lo importante en situaciones estresantes, dice el psicólogo Raimund de MSF, es usar nuestros mecanismos de relajación. Algunas personas en momentos de estrés hacen ejercicios de respiración, usa técnicas de relajación muscular a través del yoga o meditación, o cualquier tipo de relajación que te ayude.

>Leer un libro para zafarse de la tecnología y de los pensamientos sobre el futuro.

>Alejarse de la despensa y hacer un cronograma de alimentación.

>Evitar el alcohol y el cigarrillo.

>Controlar de dónde llega la información y descansar de toda la sobreinformación. Seleccionar la información y dedicarle un rato puntual cada día. Escuchar las noticias, informarse de lo importante sin dejarse abrumar.

>Cuidarse no es solo protegerse lavándose las manos, sino llevar una dieta sana, hacer algo de ejercicio, y cuidar de otras personas que necesitan ayuda.

Recomendaciones para una persona que vive sola:

>No hacer una búsqueda compulsiva de información sobre la pandemia o sobre el comportamiento de las situaciones de las pandemias.

>Si se suscita alguna situación de pánico o ansiedad se debe acudir de inmediato a la orientación que brinda la línea 106.

Las herramientas tecnológicas, arma de doble filo

Las nuevas tecnologías ayudan a compartir con amigos y familiares, y así combatir la sensación de aislamiento.

Sin embargo, la propagación de Fake News en medios y redes sociales, ayudan a generar pánico a los usuarios que quieren actualizarse acerca de la información de la pandemia.

Whatsapp, timelines de redes sociales, medios de comunicación, están cargados cada segundo con información acerca de la pandemia, no permiten escapar del tema, y son una viral (digital) enfermedad por sí misma. Por eso, el teléfono se convierte en un foco de ansiedad, y es importante descansar del celular por un tiempo, sobretodo para aquellas personas que padecen de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Violencia en casa

Una de las peores situaciones para cualquiera, es verse obligado a convivir con el maltratador. Los casos son múltiples, familiares abusadores, ebrios, adictos, golpeadores, mujeres y hombres que no están acostumbrados a una sana convivencia, que encontraban desahogo en la calle, en el trabajo, o, en la cantina, ahora se verán obligados a habitar el mismo espacio que los demás, con sus hijos, parejas y padres.

Debe leer: Cuarentena no es excusa para no denunciar

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.