Silva Pesca con el agua al cuello

0
705
Alfonso Miguel Silva Pesca, alcalde de Duitama. Foto | Hisrael Garzonroa / EL DIARIO
PUBLICIDAD

La Alcaldía de Duitama ha reconocido la necesidad de revisar el POT para evitar que se repita lo del pasado sábado cuando las fuertes lluvias ocasionaron el desbordamiento de seis quebradas, poniendo en riesgo a las familias que habitan sus inmediaciones.

Las inundaciones que vivió Duitama el pasado sábado fueron la gota que rebosó el vaso de la paciencia de miles de duitamenses, que se plantean la realización de un cacerolazo como muestra de rechazo al gobierno de Alfonso Silva Pesca.

Publicidad

La Alcaldía, en cabeza de su asesor de Planeación, Santos María Combariza, reconoció la necesidad de reformular el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), con el ánimo de recuperar el cauce de las quebradas.

“Estamos acometiendo la revisión del Plan de Ordenamiento Territorial donde colocaremos de manera prioritaria las obras necesarias, vamos acometer una serie de proyectos en el corto, mediano y largo plazo para recuperar los cauces de las quebradas y obviamente esto requiere muchísimo dinero y por lo tanto esperamos el concurso económico del Fondo Nacional de Adaptación al cambio climático”, manifestó Combariza.

Sin embargo, hoy los duitamenses se preguntan si la recuperación de los cauces no era una prioridad para la ciudad, ¿por qué a esta altura del mandato, y no antes, se van a buscar los recursos para hacer frente a esta problemática?

De hecho a esta altura del mandato la Alcaldía de Duitama no tiene un cálculo de cuánto podría valer la intervención que permita solucionar la problemática.

Por su parte Combariza responsabilizó a las personas que habitan en las rondas de los ríos, que “las llenan de desechos y residuos”, lo que finalmente termina generando un problema para todo el alcantarillado de la ciudad.

Y a pesar de que hoy la Administración Municipal quiere poner solución a esta problemática, la ciudadanía no ve cómo. La confianza en las promesas de la Alcaldía ya no existe y lo que si crece, como creció el nivel del agua el sábado pasado, es la indignación de sus habitantes que tienen prevista la realización de un cacerolazo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.