La Sarna, 20 años de la más cruenta masacre paramilitar en Boyacá

El primero de diciembre de 2001, 15 personas que viajaban en un bus de la empresa Cootracero fueron asesinadas en el páramo, entre Sogamoso y Labranzagrande, en la Carretera a Casanare.

De 61 masacres que diferentes grupos armados perpetraron en el departamento de Boyacá en los últimos 60 años de guerra (con saldo de 362 víctimas, según cifras del Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica), quizás la más recordada ocurrió el primero de diciembre del 2001.

Ese día, un bus de número interno 339 de la empresa Cootracero salió a las 6:00 a.m. desde el terminal de transportes de Sogamoso hacia el municipio de Labranzagrande.

Publicidad

Una hora más tarde, en el sector conocido como el Páramo de La Sarna, en la Carretera del Cusiana, el vehículo fue detenido por paramilitares de las Autodefensas Campesinas del Casanare.

Hombres armados dieron la orden de atravesar el vehículo en la vía e hicieron bajar a todos sus ocupantes.

Luego, ejecutaron con arma de fuego a 15 de ellos (doce hombres y tres mujeres) acusándolos de ser cómplices de la insurgencia. Dos menores de edad (de 11 y 8 años) y una mujer de 60 años, sobrevivieron al hecho.

De acuerdo con testimonios de los paramilitares entregados en los tribunales de Justicia y Paz, los hombres que detuvieron el vehículo estaban buscando a un guerrillero del ELN.

Desde el 2007, cada año organizaciones sociales y familiares de las víctimas realizan algún tipo de acto conmemorativo, para recordar a quienes cayeron en ese hecho de sangre y para exigir castigo para los culpables.

Según un informe del Cinep publicado en el 2016, existieron po lo menos tres irregularidades que presumen la complicidad de la fuerza pública en esa masacre.

Estas irregularidades fueron valoradas y confirmadas por el Juzgado 56 Penal del Circuito, Programa de Descongestión OIT de Bogotá, en el 2015.

Ese juzgado encontró que ese día no estaba presente el retén militar que habitualmente funcionaba algunos kilómetros antes del sitio de la masacre, en el sector de El Crucero. También se concluyó que las autoridades llegaron al lugar del hecho casi seis horas después de la masacre, a pesar de tener conocimiento de lo ocurrido desde mucho antes, como lo evidencian documentos del VI Distrito de Policía de Sogamoso.

Y por último, el juzgado encontró que aunque algunos de los autores del hecho fueron retenidos en la vía que conduce de Sogamoso a San Luis de Gaceno, porque se movilizaban en un vehículo reportado como hurtado, fueron dejados en libertad.
Por esta masacre fue condenado el paramilitar Luis Eberto Díaz Molano, alias ‘El Compadre’, y varios miembros de las Autodefensas Campesinas del Casanare están vinculados.

Sin embargo, los familiares de las víctimas y los pobladores de la región han exigido siempre que se identifique e investigue a los miembros del Ejército Nacional y otros organismos de seguridad que aparentemente participaron en los hechos.

En el lugar donde ocurrió la masacre fue construido un parque memorial, en donde se le rinde homenaje a las víctimas del hecho: Luis Alejandro Pérez, de 22 años; Hernando Gómez Garavito, de 32; Herminda Blanco, de 44; Gonzalo Rincón, de 30 Mercedes Rivera, de 20; Luis Ángel Gil, de 30 años; Tania Leonor Correa, de 21; Luis Arturo Cárdenas, de 29; Isidro Alba Guío, de 54; John Fredy Poveda, de 17; Luis Miguel Melo; de 17; Abel Cudris, de 52; José Antonio Monguí, de 52; Jairo Isidoro Peña, de 48; y José Bertulfo Noa, de 50.

Ahí, en el Páramo de la Sarna, a la orilla de la Carretera del Cusiana, entre Sogamoso y Aguazul, están las cruces que los recuerdan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.