En cumbre de gobernadores, mandatarios pidieron descentralización de recursos

0
1603
Foto: OPGB
PUBLICIDAD

La centralización de recursos por parte del Gobierno Nacional, es un tema que preocupa a los 32 departamentos, y así lo hicieron saber en cumbre extraordinaria convocada por la Federación Nacional de Departamentos.

La sede de la FDN fue escenario de una nueva reunión de gobernadores, allí, los mandatarios departamentales manifestaron sus preocupaciones en torno a la política de recentralización de recursos del modelo de implementación del posconflicto. Así mismo, expresaron que es “limitada participación de las regiones y localidades en la definición de políticas, normas y medidas necesarias para hacer realidad la construcción de una paz territorial”.

Publicidad

De igual manera, otro tema que generó descontento entre los gobernadores, es la posición del Ministerio de Hacienda, donde se pretende que sea la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, la que priorice los proyectos financiados por el Sistema General de Regalías, con los que cuentan los departamentos para atender desastres naturales.

Carlos Amaya, gobernador de Boyacá, quien se hizo partícipe de este encuentro, no ocultó su malestar por el manejo que le está dando a los recursos el Gobierno Nacional.

“A este paso, pues, lo que va a terminar pasando es que el Presidente de la República nombre a los gobernadores, porque todas las decisiones se están tomando desde el centro (…) nuestro apoyo al proceso de paz, pero no más centralización”, agregó Amaya.

Frente a la iniciativa de crear un OCAD nacional, el Gobernador de Boyacá sostuvo que “El gobierno nacional está en un proceso importante de paz, pero ahora se quiere crear un OCAD de paz, que es más burocracia, centralismo de decisiones y los gobernadores siguen teniendo los problemas; se centraliza la plata y se descentralizan las obligaciones”.

Por último, todos los departamentos del país, además afirman, que su preocupación no es solo porque se centralizan los recursos, sino porque también se “traslada competencias y obligaciones a las entidades territoriales, sin garantizar fuentes de financiación para su cumplimiento; por ejemplo para el programa de alimentación escolar, la jornada única, los servicios no POS, la atención a la niñez y las víctimas del conflicto, entre otros programas”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.