Comercialización, asistencia técnica, maquinaria agrícola entre las prioridades que reclama el campo a gobiernos locales y nacional

Foto: ultimahoraec.com

La población rural ha expresado la necesidad de crear programas y proyectos destinados a orientar la actividad productiva en el campo.

A las ya conocidas y difíciles condiciones de la producción agrícola nacional, entre las que destacan las mal intencionadas condiciones de comercialización, siendo los intermediarios el mayor obstáculo para un precio justo tanto para productor como para consumidor; los márgenes de ganancia bajos, la falta de asociatividad, los precios de los insumos, entre otros; los campesinos boyacenses han dado a conocer una serie de programas en los cuales deberían concentrarse las acciones para así hacer más llevaderas las condiciones de subsistencia en zonas rurales.

Es que de acuerdo al informe Boyacá: Contexto Social, Económico, Laboral e Impactos COVID.19, los productores agrícolas del departamento consideran que los esfuerzos gubernamentales deberían orientarse a la creación de programas que involucren a las comunidades.

Publicidad

Entre dichos proyectos las comunidades sugieren la necesidad de mejoramiento de procesos de comercialización y ampliación de mercados, lo cual se logra con actividades como mercados campesinos, compras locales, agricultura por contrato, planeación en la producción y eliminación de intermediarios.

La asistencia técnica es otro pedido a gritos por parte de los productores agropecuarios boyacenses, que consideran que aspectos como el manejo de cultivos el control fitosanitario el aumento de la productividad y las buenas prácticas agrícolas, son temáticas que requieren todavía de un mayor grado de asesoramiento.

La dotación de maquinaria agrícola, con su respectivo componente de capacitación para su uso, es otro de los factores que debería concentrar mayor atención por parte de los gobiernos, pues estima la población agrícola que generalmente el conocimiento en el uso de estos artefactos se concentra en un reducido número de personas lo que a su vez limita la posibilidad de usar dicha maquinaria.

La priorización de proyectos de producción limpia, orgánica o agroecológica también hace parte de los componentes de capacitación y sensibilización que requieren mayor atención en estos tiempos parte del campesinado boyacense, pues es a partir de este tipo de proyectos que puede estimularse el uso de semillas nativas y el auge de las huertas caseras.

La asociatividad, que ha sido una de las tareas que más dificultades ha encontrado en el campo colombiano, es una de las temáticas de las que se reclama mayor atención por parte de los productores boyacenses. Es que hoy se hace necesario el involucramiento y la participación de diferentes actores de la cadena productiva, incluidos los jóvenes de los sectores rurales, pues a medida que haya un mayor grado de asociatividad, serán mayores los impactos y alcances de los proyectos.

Con la aparición del COVID-19 surgió también la necesidad de abordar capacitaciones en lo referente a bioseguridad en ámbitos rurales.

Igualmente, se solicita a entidades financieras un mayor grado de asesoramiento en cuanto al manejo de recursos financieros, pues el desconocimiento en esta materia, en ocasiones, llevan al desconocimiento y a la imprudencia en el manejo del dinero, lo que termina perjudicando a los productores agropecuarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.