domingo, enero 26, 2020

El espíritu mafioso del poder hegemónico

Por: Manuel Humberto Restrepo Domínguez Allí, donde la ética ha perdido su norte, está instalada la corrupción; y, donde ha fallado...

Oración por la salud de Oscar, el amigo, el Rector upetecista

1
Texto leído el día 19 de diciembre, en la novena de navidad a cargo de la Vicerrectoría Académica y otras dependencias universitarias.

Inmediatez

0
Por | Silvio E. Avendaño.Los primeros sitios de noticias de internet se esbozaron, a mediados de los...

Compras navideñas por internet

0
Por | Miguel Ángel Peña Moreno / Asesor TIC / @MiguelPTICEs innegable que con el pasar de los...

El fetichismo de la productividad laboral

0
Por | Edilberto Rodríguez Araújo-profesor investigador, integrante del grupo de investigación OIKOS de la UPTCEl aumento del...

Recuerdo en el presente

0
Por | Silvio E. Avendaño C.En la historia, Horizonte de la realidad del tiempo, se hace presente ...

¿Por qué el contribuyente debe financiar el odio de Pimentel?

4
Por: Daniel TriviñoHace unos días el gobernador Carlos Amaya anunció los montos y la forma en que serán...

Los nuevos gobiernos

0
Por | Carlos MolinaSe acaba este 2019, un año que da por finalizados los periodos del poder ejecutivo,...

Ella siempre mira el mar

Por: Carlos Castillo Quintero / @burdelpoetryTunja es una ciudad sostenida por la niebla, es...

El espejismo de la clase media

0
Por | Edilberto Rodríguez Araújo-profesor investigador, integrante del grupo de investigación OIKOS de la UPTCEn la movilización...

Las EPS son campos de concentración

Con la imposición del neoliberalismo en el mundo, se legaliza el saqueo económico de los países ricos sobre los países pobres, asunto...

Piel de asno

0
Por | Silvio E. Avendaño C.Viene a mí el recuerdo del compañero con quien almorcé en la...

La revuelta juvenil no para y avanza sin pausa

Por | Manuel Humberto Restrepo Domínguez       La esperanza, que el papa Francisco pidió no dejarse robar, parece estar...

La moza de…

“Montar cachos” no es un asunto para alimentar el morbo, es violencia psicológica.Por: Margarita Velásquez / Periodista
Publicidad