Acerías Paz del Río: ¿cuál es el negocio, socio?

0
5000
Foto |Hisrael Garzonroa
PUBLICIDAD

Por | Edilberto Rodríguez Araújo -miembro del grupo de investigación OIKOS de la UPTC

En el reciente foro en defensa de la universidad pública, el gobernador Carlos Amaya, propuso utilizar la venta de las acciones en poder del Instituto de Desarrollo de Boyacá (INFIBOY) en Acerías Paz del Río (APDR), para fortalecer las finanzas  de la UPTC.

Sin embargo, la empresa atraviesa por una situación preocupante. El año pasado el saldo en rojo (pérdidas netas) fue de $255.506 millones, poniendo en jaque su sostenibilidad financiera. En los últimos años la cotización de las acciones se ha venido a pique, pasando de $45,6 a $5,0 entre 2010 y 2017, distante del nivel registrado hace diez años cuando se situaba en $131,4. Hoy el oropel accionario se desvaneció. Las acciones que se transan en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) están en caída libre.

De otra parte, en 1998, la organización empresarial, Sindicato antioqueño (hoy denominado Grupo Empresarial Antioqueño), le donó 3.300 millones de acciones a la Promotora de Microempresas de Boyacá (Productividad), las que, después un fallo del Consejo de Estado ordenó entregar al Instituto Financiero de Boyacá (INFIBOY), propietario actual de ese paquete accionario, que representa 13,3 por ciento del capital suscrito, que asciende a 24.820  millones de acciones.

La presencia del grupo brasileño Votorantim se inició en 2007, cuando este conglomerado empresarial adquirió el 52,1 por ciento de la empresa siderúrgica. Tres años después se hizo al control mayoritario acaparando el 82,4% de las acciones suscritas de la otrora empresa emblemática boyacense inaugurada en Belencito en 1954. Acerías Paz del Río tiene 57 accionistas, siendo los dos socios mayoritarios el grupo Votorantim con 20.449 millones de acciones (82,4 por ciento) e INFIBOY con 3.299 millones (13,3 por ciento). La UPTC posee 4.418.669 acciones (0,02 por ciento).

En 2009 APDR como empresa matriz, constituyó dos filiales: Minas Paz del Río S.A. e Inversiones Paz del Río Ltda., con un capital suscrito de $246.112 millones y $12.552 millones, respectivamente. Este año, 2017, la empresa decidió fusionarlas, pese a las pérdidas financieras, para que APDR las absorbiera, y, de esa forma, apalancar al grupo empresarial Votorantim.

Como se puede observar en el siguiente cuadro, si se valúan las acciones por la cotización en bolsa, el desplome de éstas sólo tuvo una pausa en 2014, cuando el precio de la acción repuntó. En el periodo restante la caída ha sido incontenible. En la actualidad, el valor de las acciones se comprimió nueve veces entre 2010 y 2017.

Comportamiento de la cotización de las acciones de APDR y del valor de la empresa

AñoCotización de la acción ($)Valor paquete accionario grupo Votorantim (millones de $)Valor paquete accionario Gobernación (INFIBOY)-millones de $Valor paquete accionario UPTC (millones de $)
201045,60932.477,4150.475,6201,5
201138,00777.064,5125.396,3167,9
201220,00408.981,365.998,188,4
201311,70239.254,138.608,851,6
201413,50276.062,444.548,759,6
20158,00163.592,526.399,235,3
20167,00143.143,423.099,330,9
20175,00102.245,316.499,522,1

Fuente: Superfinanciera. La cotización corresponde a octubre de cada año.

Como se desprende del cuadro anterior, el valor estimado de APDR ha sido decreciente hasta situarse en $102.245,3 millones en 2017. Según la BVC, en octubre de este año, el valor de mercado de la empresa se calculó en $124.353,2 millones. De otro lado, el paquete accionario que poseen el INFIBOY y la UPTC se valoraban en $16.449,5 millones y $22,1 millones, respectivamente. Es decir, el derrumbe accionario fue imparable.

Tal como está la situación de APDR, el verdadero negocio no está en la producción de barras, alambrones y perfiles de acero, que se hace, cada vez más, con chatarra y palanquilla importadas, -dado que su volumen no ha sobrepasado las 450.000 toneladas anuales-, sino en el potencial minero, situación que se acentúa con la absorción reciente, por parte de APDR de su filial minera, cuyo valor actual supera al de la matriz.

Si las acciones bajo control de la Gobernación, a través de INFIBOY, y de la universidad se utilizaran para paliar las finanzas de esta última institución, su contribución sería muy modesta, en razón a que ésta maneja un presupuesto que bordea los $300.000 millones. No obstante, este sería un gesto solidario de la administración departamental con la principal formadora de profesionales de las más disímiles disciplinas, muchos de los cuales están vinculados a su entramado organizacional.

Llegó la hora de preguntarse, si es conveniente que el INFIBOY y la UPTC conserven su paquete accionario o decidan venderlo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.