$49.000 millones para modernizar los hospitales de Tunja, Duitama, Sogamoso y Soatá

Foto | Archivo

La inversión más grande, por $34.000 millones, se destinará al Hospital San Rafael para la construcción de una nueva torre de urgencias de cuatro pisos. Las obras comenzarán en enero del próximo año.

En dos años podrían estar concluyendo las obras de modernización de los principales hospitales de Boyacá, que se adelantará con recursos de crédito por 49.000 millones de pesos autorizados por la Asamblea al Gobierno Departamental.

Para la ejecución de estas obras ya hay estudios y solo se espera que el Ministerio de Salud dé el visto bueno a partir de documentos de oferta y demanda de servicios, que están siendo elaborados por la Secretaría de Salud de Boyacá y los hospitales en donde se realizarán las inversiones.

Publicidad

En Tunja, en el Hospital San Rafael, de cuarta categoría y el más importante del departamento, con cobertura para 1 millón 100 mil habitantes de Boyacá, Arauca y Casanare, se tiene prevista la construcción de una nueva torre de urgencias y alta complejidad; primera etapa, de cuatro pisos y un sótano de servicios.

El gerente de ese centro hospitalario, el médico Yamit Noé Hurtado Neira, dice el primero y segundo piso de esa nueva torre será para urgencias, con nueve quirófanos, dos de ellos de alta complejidad, en el segundo piso.  En el tercer piso habrá una unidad de oncología y quimioterapia. Adicionalmente, será construido un búnker para radiología.

En el cuarto piso habrá 40 nuevas unidades de cuidados intensivos; algunas UCI quirúrgicas y para uso coronario; UCI clínicas para pacientes neurocríticos y pacientes que requieran transplantes de médula y oncología.

En muchos de estos nuevos espacios se utilizarán equipos que ya existen en el Hospital San Rafael y los ventiladores que hoy se están usando en la Clínica María Josefa Canelones entrarán a hacer parte de las nuevas unidades de cuidados intensivos.

Hurtado señala que se tiene la expectativa de que las obras comiencen en enero del próximo año y que tendrían una duración de año y medio.

La nueva torre será construida en el lugar en donde hoy está la carpa que se acondicionó para atender a muchos pacientes por la congestión generada por la pandemia del COVID, en donde están ubicados parqueaderos de la institución, en el sector noroccidental del Hospital.

“Esperamos que de la cantidad de boyacenses que hoy deben ir a Bogotá por servicios que aquí no prestamos, el 90 por ciento pueda acceder a esos servicios aquí, en su Hospital”, señala Hurtado.

El Hospital San Rafael tiene hoy aproximadamente 2.200 funcionarios y su presupuesto anual de funcionamiento es de 190.000 millones de pesos.

Con los recursos del empréstito se invertirán también 5.000 millones de pesos en el Hospital de Sogamoso, para la construcción de la Unidad de Cuidado Critico, adecuación de la sala de cirugía ambulatoria, para atención del área de obstetricia y la ampliación de la capacidad instalada del servicio de consulta externa.

Igualmente, 5.000 millones de pesos en el Hospital de Duitama, para la construcción de un nuevo bloque de tres pisos; primer piso, ampliación del laboratorio clínico y servicios de urgencias; segundo piso, construcción de la unidad materno infantil; y, tercer piso, unidad quirúrgica.

Y, finalmente, otros 5.000 millones de pesos se invertirán en el Hospital San Antonio de Soatá, en la construcción de una nueva torre de tres pisos para servicios de urgencias, ayudas diagnósticas, imagenología, laboratorio clínico, salas de cirugía, salas de parto, central de esterilización e implementación de servicios de UCI de adultos y hospitalización.

El gobernador, Ramiro Barragán, ha señalado que los recursos aprobados por la Asamblea serán invertidos en obras que impacten a las provincias, como mejorar las condiciones de infraestructura y dotación de los hospitales, urgencias, hospitalización, fortalecer la calidad y agilizar el flujo de los servicios.

“Para lograr este propósito la Asamblea Departamental nos aprobó la Ordenanza 027 de 2020, recursos que se verán reflejados en una mejor salud para los boyacenses y en seguir salvando muchas vidas, las obras deben estar complementadas con la humanización del servicio, el trato y la buena atención”, puntualizó el Gobernador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.