¿Tránsito de vehículos en la Carretera del Cusiana, entre Aguazul y Sogamoso, se reanudará el 24 de enero?

En el sector de La Granja en donde se presentaron los deslizamientos, hay maquinaria y personal, pero los trabajos se iniciaron muy tarde y en los primeros días de este año estuvieron paralizados por protestas de los propietarios de predios. Director del Invías en Casanare dice que estudian si en el sector se debe construir un puente o un viaducto para solucionar el problema de manera definitiva.

La meta y el objetivo del Instituto Nacional de Vías, Invías, es que antes del 24 de enero próximo se pueda dar paso seguro en la Carretera del Cusiana, sector La Granja, en donde la carretera está obstaculizada desde hace más de dos meses.

Y aunque hay maquinaria y personas que parecen suficientes, el asunto no es fácil porque es necesario garantizar la estabilidad total de la montaña, que genera un riesgo permanente para quienes por allí transitan.

Publicidad

Aunque la Carrera del Cusiana es estratégica para la comunicación entre la Orinoquía y los Llanos Orientales con Boyacá y el centro del país, luego de presentarse el percance por el deslizamiento, que se registró el 30 de octubre del año pasado, el Invías se demoró casi un mes en reaccionar y comenzar a solucionar el problema.

Los trabajos solo iniciaron el 24 de noviembre y por eso el corredor vial ha estado cerrado desde hace un mes y medio, originando millonarias pérdidas a Casanare y a Boyacá, especialmente a la provincia de Sugamuxi.

Como si lo anterior fuera poco, en los primeros días de este año, entre el primero y el 6 de enero, los trabajos estuvieron suspendidos, debido a protestas de los propietarios de predios, pues el Invías no quería negociar con ellos.

De esa manera hoy está en duda que se pueda cumplir el plazo del 24 de enero para que se pueda habilitar el paso nuevamente y la carretera pueda ser utilizada para el transporte de mercancía, productos agropecuarios, ganado y combustibles.

El ingeniero Arcenio Sandoval, director del Invias para el departamento de Casanare, asegura que en el lugar hay cerca de 50 máquinas, entre buldóceres, volquetas, retroexcavadoras, cargadores; y más de 100 personas, operadores, técnicos, ingenieros.

“Tenemos más de 50 máquinas trabajando las 24 horas del día”, dice Sandoval y reconoce que los trabajos iniciaron casi un mes después de la emergencia mientras se hacía una evaluación de la situación y se definían las acciones a seguir.

Según Sandoval, hasta ahora se mantiene la fecha del 24 de enero, eso es 60 días desde que se iniciaron los trabajos, para restablecer el tránsito de vehículos en condiciones de seguridad desde Casanare hacia Boyacá.

Después del gran deslizamiento registrado en el sector de La Granja no se trata solamente se restablecer el trazado de la vía sino de generar unas condiciones de estabilidad de toda la montaña, para evitar riesgo para los transportadores.

Por eso los contratistas del Invias han tenido que remover casi 200 mil metros cúbicos de tierra y piedra y construir terrazas, instalar filtros y zanjas para recoger el agua de toda la montaña.

Sandoval asegura que el bloqueo que la naturaleza generó en cercanía de Pajarito ha servido para que durante casi dos meses se le haya podido hacer mantenimiento a la carretera desde Aguazul hasta Sogamoso y que a finales de este mes los usuarios podrán encontrar una vía en mejores condiciones.

“Había casi 44 kilómetros de huecos desde Pajarito hasta Sogamoso y hemos aprovechado el tiempo para hacer mantenimiento”, aseguró.

Finalmente recordó que hay un paso provisional habilitado entre Pajarito-Recetor y Curisí, pero que por ahí solo pueden transitar camionetas 4 X 4, con doble tracción, pues no es posible que pasen automóviles o camiones de gran peso, debido a lo angosto y la inestabilidad de la vía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.