Sector carbón del centro del país ha logrado conservar más de 25 mil empleos

0
1539
Foto: Hisrael Garzonroa
Publicidad

La pandemia ha afectado notoriamente la exportación de materias primas, pero no por ello se ha optado por reducir costos con la eliminación de puestos de trabajo.

La cuarentena a causa de la pandemia del COVID-19 lleva aproximadamente dos meses y medio, en los que diversos sectores productivos han sentido notablemente sus efectos.

El sector carbonífero no ha sido ajeno a ello, pero a la vez ha sido ejemplo en el proceso de reactivación económica, no solo por la implementación de protocolos de bioseguridad, sino por el mantenimiento de puestos de trabajo, que en el centro del país equivalen a 25.000 empleos directos y 125.000 indirectos.

“La demanda mundial de materia prima ha disminuido, afectando las exportaciones colombianas. En el caso del coque observamos una reducción cercana al 23% en el primer trimestre respecto al mismo periodo de 2019, motivado por los bajos precios y por el aplazamiento de los cargues por parte de los clientes de Europa y Suramérica principalmente. Sin embargo, las empresas hemos hecho grandes esfuerzos por mantener la producción local y de esta manera proteger los empleos que generamos y los encadenamientos productivos que dependen de nuestra actividad”, comentó Juan Manuel Sánchez, presidente de Fenalcarbón.

Para el caso del centro del país, la producción de carbón mantuvo sus operaciones con el fin de garantizar que las termoeléctricas tengan a disposición los recursos necesarios para la generación de energía y así brindar el respaldo energético que pueda requerir el sistema eléctrico nacional. El aporte de las plantas térmicas de carbón en el primer trimestre del año fue de un 16% de la generación.

Y a pesar de que las exportaciones se han venido aplazando, el sector carbonífero es optimista en este periodo de reactivación económica que ha empezado hace un par de semanas. “La industria carbonífera es de gran valor para las finanzas nacionales y de suma importancia para las economías regionales, teniendo en cuenta que más de 80 municipios del país derivan su economía de la actividad carbonífera”, agregó Sánchez.

Además, ha de tenerse en cuenta que la operación del sector carbonífero es fundamental para el normal desarrollo de otras actividades como las del sector metalúrgico, construcción, transporte y puertos. “Esperamos que en el segundo semestre, con la reactivación económica mundial, aumente la demanda internacional de materias primas como el coque metalúrgico, generando así dinámicas económicas importantes para la región”, señaló Juan Manuel Sánchez.

Publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.