Lástima la educación

"La muerte de Sócrates". Jacques-Louis David, 1787

Por | Guillermo Velásquez Forero / guillermovelasquezforero.com

Guillermo Velázquez

Debería darnos vergüenza, lamentarnos, arrepentirnos y devolver todo lo que nos dieron y que somos indignos de conservar y utilizar para cultivar, dignificar y hacer florecer la vida inteligente, porque eso equivale a un robo o una estafa. Lástima todo el dinero que el Estado invirtió en esa ilusión, la costosa maquinaria de un ministerio montado con ese fin, se perdieron no sólo los billones invertidos sino todos los esfuerzos de centenares de miles de profesionales dedicados a ese oficio vano e inútil,  no dieron resultado las investigaciones, el pensamiento,  la invención y aplicación de nuevas tecnologías, las publicaciones, los programas, las planeaciones, actividades, seguimientos y evaluaciones para un supuesto mejoramiento de la calidad del proceso y sus ilusos resultados. A esa ruina hay que añadir los millones gastados por los padres y madres de familia, además de sus preocupaciones, desvelos, tiempo malgastado, enojos, premios y castigos ofrecidos. Y no vengan a decir que es increíble o imposible que esa lucha tenaz y prolongada contra la ignorancia, la necedad, la estupidez y la imbecilidad no haya servido de nada, porque ese fracaso es una verdad irrefutable, y sobran las evidencias. Parece que es cierto que después de todo queda la nada. Porque, después de enseñarles a leer para iluminar el espíritu y comprender, criticar, argumentar, pensar y expresarse, terminaron ejerciendo el analfabetismo, y conforman la nueva especie de analfabetas opinadores que infestan el mundo.

Publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.