Huele a paro en Tunja

6
11505
Foto | Vía RTVC

Los aumentos indiscriminados en tarifas de transporte, de impuestos y de servicios públicos tienen inconformes a los habitantes de la capital boyacense. Aunque no hay nada confirmado, se rumora que habrá un paro cívico a principios de febrero.

Indignante, descarado, nefasto; son apenas algunos de los calificativos que hoy están usando los tunjanos para calificar la gestión de Pablo Cepeda. El incremento del impuesto predial tiene molesta una gran porción de la ciudadanía.

Más del 90 % de la población sufrió incrementos en el impuesto predial, esto luego de que el Instituto Geográfico Agustín Codazzi hiciera el estudio de actualización catastral, mediante el cual determinó que la ciudad en apenas cinco años duplicó su valor.

Por supuesto, los ingresos de la ciudadanía no se han duplicado en los últimos cinco años. Tampoco son creyentes de que si ponen en venta sus predios o bienes inmuebles vayan a recibir el doble de lo que habrían recibido hace cinco años.

El desmesurado desarrollo en la zona nororiental de la ciudad es en gran medida el causante de la excesiva valorización de la ciudad; la construcción de centros comerciales y zonas residenciales, han hecho que hoy los tunjanos tengan que pagar un incremento absurdo del impuesto predial. Resulta reprochable que muchos de estos desarrollos urbanísticos son realizados por personas que no son de la ciudad, que han aportado ligeramente en la generación de empleo, y que una vez hayan finalizado su obra, partirán de la ciudad llevándose los capitales y dejando a la ciudadanía con la carga tributaria de una sociedad rica, cuando en su inmensa mayoría, sus ingresos no alcanzan como para considerarse en un estrato medio.

Pero el incremento del predial no es el único motivo de descontento de los tunjanos, el ya anunciado aumento en las tarifas del transporte público ha desatado la ira de una ciudadanía que pocos avances ve en materia de infraestructura y en condiciones de vida.

De igual modo llegarán los incrementos en las tarifas de servicios públicos, siendo que la cobertura y la calidad sigue siendo básicamente la misma.

Por todos estos motivos, se rumora que próximamente se realizaría un paro cívico en la capital boyacense. Esto está por confirmarse, pero no falta mucho para que se haga realidad. El descontento es inmenso y está en aumento.

6 COMENTARIOS

  1. Es uno de los encantos que nos trajo el auge constructivo, planeado desde hace una década por alcaldes y gobernadores, el actual contralor de Bogotá uno, el Sr Londoño otro. Secsron humedales y rios, despellejaron el suelo, hicieron cambiar el diseño de la variante. Y el agua que, si las cuencas las secaron, y la familia Pastrana y Lleras cuanto aumentaron su riqueza, y Boyacá y Tunja que ganó.ALTO al ABUSO.

  2. El gran asesinato de esta construcción fue el secamiento del humedal que atravesaba el valle del río Chulo y Jordan, bajando el nivel de dragado bajaron niveles de agua, matando especies de aves, batracios, insectos, peces, plantulas acuáticas, únicas en el mundo, y el nivel del acuífero de donde se saca el agua que? Bajar más y quien paga??,y quien gana, donde esta CORPOBOYACA, y los hambrientos políticos que opinaron.

  3. Gracias al periódico El Diario por estar en sintonía con la ciudadanía e informarle los sucesos que la beneficia y la afecta.Me adhiero integralmente a la convocatoria de un paro que heche atrás ese abuso premeditado e injustificado.Adelante ni un paso atrás. Asistamos y hagamos unión total en beneficio de nuestros intereses. Menos zanganocracia más vías con lo que actualmente cobran.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.