En Boyacá promueven campaña para disminuir consumo de tabaco

Foto: www.hoydiariodelmagdalena.com.co

La Organización Mundial de la Salud ha explicado que el consumo de tabaco potencia el riesgo de contraer el COVID-19 y sufrir graves complicaciones.

De acuerdo al ‘Informe de seguimiento del convenio marco de la OMS para el control del tabaco en Colombia’, presentado por la defensoría del pueblo, el recaudo por el consumo de este producto no cubre el costo que la epidemia de tabaquismo genera al sistema de salud colombiano.

Publicidad

“De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria de Argentina y el Instituto de Evaluación de Tecnologías en Salud de Colombia, en promedio el sistema de salud gasta anualmente 4,2 billones de pesos por el tratamiento de enfermedades asociadas al tabaco (IECS & IETS, 2013). Este costo equivale al 0.6% del PIB, frente a un exiguo recaudo actual de 500.000 millones de pesos que solo cubre el 12% de los costos señalados”, señala el informe de seguimiento anteriormente mencionado.

En medio de la pandemia del COVID-19, al cual se ha señalado de atacar en gran medida el sistema respiratorio, el costo para el sistema de salud podría incrementarse.

Hoy no hay cifras oficiales sobre la relación del consumo del tabaco y pacientes diagnosticados con COVID-19, tampoco existe una referencia del consumo actual de dicho producto, que posiblemente puede haber disminuido notablemente por las advertencias hechas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por los gobiernos.

Boyacá no se ha quedado atrás en estas campañas de desestimulo en el consumo, por eso viene promoviendo el programa “Cesación del Consumo de Tabaco”, en la que se hace especial énfasis en que el consumo de tabaco implica acercar constantemente las manos a la cara al igual que el contacto, lo que favorecería la transmisión del virus. Igualmente advierte esta campaña que el humo deteriora los mecanismos de defensa del aparato respiratorio y produce inflamación.

De hecho, la Asociación Colombiana de Neumología y Cirugía de Tórax destaca en un documento titulado ‘Influencia del tabaquismo en la infección por coronavirus’ que “las probabilidades de progresión de la enfermedad (incluida la muerte), fueron 14 veces mayores entre las personas con antecedentes de tabaquismo comparando con los que no fumaron”.

Por eso, desde la Secretaría de Salud del Departamento han recalcado en la importancia de promover la cesación del consumo de tabaco y sus derivados, desestimular el uso de cigarrillos electrónicos, garantizar ambientes 100% libres de humo, ya sean públicos o privados.

En esa línea existe normativa como la Ley 1335 de 2009, conocida como la Ley antitabaco, que de momento solo ha encontrado como estrategia de lucha contra el consumo de tabaco el aumento de precios e impuestos sobre este producto.

De acuerdo a cifras del Ministerio de Salud y Protección Social, para mayo de 2019 se calculaba que el 7% de la población  en Colombia consumía tabaco, porcentaje que supuestamente se habría reducido en seis puntos porcentuales luego de la promoción de la Ley 1335 de 2009 y luego de la fijación de un impuesto específico para los productos de tabaco mediante la Reforma Tributaria de 2016.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.