El camino a seguir

Transversal del Sisga. Foto | Presidencia
Publicidad

Por | Echando lengua / Luis Heriberto Bohórquez / @luchocalidad

Ingeniero de Vías y Transportes, egresado de la UPTC oriundo de Garagoa. Catedrático universitario, especialista en calidad de materiales y producción industrial de concretos. Foto: Archivo personal

El pasado 24 de febrero, el gobierno del Presidente Duque hizo entrega oficial al Valle de Tenza y el Piedemonte Llanero, de los trabajos de la Transversal del Sisga, cuya modernización reclamó la región durante los últimos treinta años. Importante hacer algo que en la Colombia de hoy no gusta mucho y es algo de historia; la vía se pavimentó hasta Guateque en 1982, con posteriores y esporádicas intervenciones que finalmente permitieron mejorarla hasta Santa María.

Gestiones políticas, paros cívicos, plantones, marchas pacíficas, escritos de columnistas nacionales y toda suerte de intrigas, fueron pan de cada día, hasta que en 2014 se conformó un comité cívico y se logró como decimos en Boyacá, su inclusión en el programa de Autopistas 4G. No podemos negar que la decisión definitiva se dio con visto bueno del Presidente Santos y su Vicepresidente Vargas Lleras.
Así que, nunca vimos a lo largo de esta agonía vial, a los dueños de las voces redentoras que solo con ambiciones políticas, se levantaron por estos días a tratar de aguarnos la fiesta a quienes creímos en este proyecto y tal vez con razón hoy deben atenerse a los avatares de sus exiguos resultados electorales. En fin siempre aparece el león sordo que daña el concierto, pero igual a quien está está quieto hay que dejarlo quieto decimos por aquí.

Publicidad

Doblemos la página de las tarifas de los peajes, los retrasos en los plazos, los problemas técnicos y las especulaciones sobre dinero robado y pensemos en como aprovechar positivamente esta oportunidad que nos ofrece el desarrollo. Por ahora hablemos de la Conexión Suroriente de Boyacá, que une a Puente Camacho con Las Juntas integrándose a la Transversal del Sisga, que actualmente tiene inversiones previstas por la Gobernación de Boyacá en un monto cercano a treinta mil millones para dejarla terminada hasta Garagoa y de ahí queda pendiente el mejoramiento hasta Las Juntas incluyendo una variante que elimine el paso por la Carrera 15 de esta ciudad.

Esta última intervención puede costar cerca de treinta mil millones de pesos y pese a su considerable monto, será el punto final de la integración del Piedemonte Llanero y el Valle de Tenza con la capital del departamento y en consecuencia con el resto del país, así que sólo nos falta resolver ese nudo y cualquier esfuerzo por hacer realidad el proyecto, estaría mas que justificado.

Estamos hablando de once o doce kilometro de vía, hoy sin doliente político y además una región con escasez de recursos, pero eso si con buenos vecinos como las firmas colombo españolas socias de la Concesión del Sisga, destacadas por excelentes ser estructuradoras de proyectos y además administradores de Nuestro Nuevo Camino durante los próximos veinticinco años.

Debemos ser osados y pensar en grande, como lo hacen en otras regiones del país donde hay verdadero desarrollo. No seria del todo descabellado, incorporar el sector Garagoa – Juntas a la Concesión Transversal del Sisga, a través de un convenio con la Gobernación de Boyacá, lógico con el visto bueno de la ANI, el gobierno nacional y los acuerdos de inversión multilateral a que haya lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.