Desde Tunja Rigoberta Menchú pidió respeto para los pueblos indígenas

0
718
@regionalboyaca
PUBLICIDAD

La nobel de paz además se refirió a la implementación de los acuerdos de La Habana, el asesinato de líderes sociales, el papel del gobierno y la sociedad en la consolidación de la paz, y la necesidad de respeto para con los pueblos indígenas que están al borde de la desaparición.

La líder guatemalteca, nobel de paz, Rigoberta Menchú, tuvo a su cargo la conferencia de cierre del Congreso Internacional del Bicentenario, evento que contó con una buena asistencia de público y que abordó la trascendencia de los pueblos indígenas para el continente americano.

Publicidad

Sin embargo, comprendiendo el contexto político y social de Colombia, Rigoberta Menchú no pudo dejar de hacer referencia al asesinato de líderes sociales que se viene presentando desde hace unos años y que pone en riesgo la implementación de los acuerdos de paz.

“Creo que los procesos de paz siempre llevan un conjunto de esfuerzos. En primer lugar, efectivamente la observación de los derechos humanos. Entiendo que aquí en Colombia hay varias instituciones de derechos humanos que están dando seguimiento, incluso el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). También creo que el cumplimiento de los acuerdos de paz tiene que ser una agenda común de muchos sectores, de muchas instituciones, especialmente los que parecieron hacer una paz estable y duradera y que firmaron unos acuerdos. Creo que la observancia del proceso debe pasar por eso”, señaló la líder de paz guatemalteca.

Como nobel de paz, Menchú habló de su deseo porque los acuerdos se cumplan. “Mi deseo es que se cumplan los acuerdos, mi deseo es que haya presupuesto del Estado que pueda invertir en la preservación de la vida de las personas”.

Para Menchú fue inevitable tocar el tema del respeto a la cultura de los pueblos indígenas, sobre los cuales considera se está llevando un exterminio. “Obviamente nosotros condenamos enérgicamente todo tipo de violación de derechos humanos, como también condenamos la criminalización a los líderes sociales y la criminalización a los pueblos indígenas, porque normalmente los pueblos indígenas también están atrapados en algunas áreas de conflicto, esa condena tiene que darse. Pero la solución efectiva requiere un llamado a todas las instancias de derechos humanos para que no dejen de dar seguimiento a los casos, los expedientes, las denuncias que llegan a nuestras manos”.

La nobel de paz se mostró preocupada por la situación que viven hoy en día los pueblos indígenas, principalmente en América Latina, a los cuales instó a conseguir su verdadera independencia. “Yo sueño que inicie la emancipación de los pueblos indígenas porque para ellos aún no ha llegado la independencia, para ellos aún no ha llegado el reconocimiento de sus saberes, de su ciencia ancestral, para ellos no ha llegado todavía la implementación de políticas acordes a sus principios y valores, y uno de ellos es el tema de la tierra. Sabemos que la tierra es uno de los problemas más serios donde hay pueblos indígenas, y luego somos nosotros quienes pagamos directamente el costo del calentamiento global. Este año somos muchos millones de humanos indígenas los que vamos a sufrir el hambre porque el calentamiento global también azotó nuestras tierras con la sequía o con la abundancia de climas que no son los habituales”

En medio de su ponencia Menchú destacó lo esencial de la verdad y la reparación en la consolidación de la paz, pues de no darse ni verdad ni reparación, es imposible que se consolide cualquier proceso. “Yo soy solo una ciudadana guatemalteca que anda por acá y lo más importante, creo yo, es que los acuerdos de paz se cumplan. Que no solo se queden en acuerdos sino que se conviertan en política pública porque cuando continúa en manos de dos partes, es que la guerra no ha terminado; cuando pasa a ser agenda pública, de todas las instituciones, que se debe garantizar la paz de toda una sociedad pasa a ser una agenda social, y yo lo que más aspiro es que esa paz estable y duradera, que se firmó en Colombia, que enaltece a Colombia, y que alimenta la esperanza de muchos pueblos del continente y del mundo, que  consta del diálogo que es válido, y la negociación política que es válida, realmente cumplan con eso; que entiendan que es nuestra esperanza también. Yo no doy seguimiento exactamente a las partes porque de verdad sería mentirles, porque de hecho no tendría las condiciones para hacerlo. Lo único que pido es que ustedes los colombianos exijan porque se trata del bien de Colombia y porque implica a toda la sociedad y no solo a los que en ese momento se sentaron en una mesa”.

Menchú alentó a los asistentes a la conferencia y en general a todos los colombianos a luchar por la reconciliación, a esparcir el mensaje de paz que debe reinar entre los pueblos para su progreso, y principalmente a pensar en lo que se está heredando a las nuevas generaciones. “Nosotros, los humanos, tenemos muy poco tiempo para vivir en el planeta, y si creemos que tenemos tiempo ilimitado estamos equivocados, porque toda la deuda que nosotros estamos generando, la dejamos a nuestros hijos, nuestros nietos y nuestras nuevas generaciones. Entonces el llamado es igual para las fuerzas armadas rebeldes, para los guerrilleros, para todos; que sepan que mañana serán unos ancianos y ojalá que sus hijos puedan de verdad vivir un mundo más humano. Igual para las restantes partes involucradas, sean autoridades, sean lo que sean, pero que tienen un compromiso con la humanidad. Yo apelo al ser humano de cada uno porque en el pasado se aplicó la tortura, la desaparición forzada, los crímenes de lesa humanidad impunemente, y tampoco ganaron dignidad con eso”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.