Ciclismo en medio de trancones y del agite de la Navidad

Foto | Alcaldía de Tunja, archivo

Por | Ricardo Rodríguez Puerto

En este periódico y en lo personal siempre hemos respaldado el ciclismo, profesional, amateur, formativo, las carreras, los patrocinios por parte del Estado…

De la misma manera he practicado el ciclomontañismo desde hace casi 20 años, he participado en ciclopaseos, tengo grandes amigos en el ciclismo aficionado, amo las rutas por las montañas, soy seguidor de todos nuestros ciclistas profesionales y hago seguimientos a las carreras ciclísticas no solamente en Europa sino de todas las pruebas regionales y nacionales.

Publicidad

Partiendo del hecho de que no somos enemigos del ciclismo, hoy quisiera preguntar sobre las razones por las cuales las directivas del ciclismo en Boyacá y nuestras autoridades regionales y locales decidieron que el 15 y el 16 de diciembre son fechas propicias para realizar carreras ciclísticas y ciclopaseos nocturnos.

Todos los días los ciudadanos deben soportar los trancones por falta de infraestructura vial y porque cada vez hay más vehículos, lo que está afectando la calidad de vida de todos. Esa situación es más crítica en el caso de Tunja, con una malla vial en gran estado de deterioro desde hace años; y por la enorme densidad poblacional en el sector norte, especialmente en el sector de la Avenida Universitaria.

Y precisamente por ese lugar se realizarán hoy en la tarde y mañana dos actividades ciclísticas que van a provocar un colapso, con afectación de todas las actividades, incluyendo no solamente al comercio (y la reactivación económica de la que tanto hablan) sino la prestación de servicios de salud y hasta la vacunación contra el COVID-19 (que tanto promueven).

Y entonces, en medio del agite de estos días previos a la Navidad, cuando por alguna razón el tiempo no alcanza y hay la percepción de que los vehículos no se mueven y los asuntos de la vida no tienen la dinámica de otros meses, se realizará esta tarde y noche un ciclopaseo nocturno, nada más ni nada menos que de las seis de la tarde a nueve de la noche, jornada que puede ser mucho más larga.

Ese ciclopaseo, que hace parte de la programación del Aguinaldo Boyacense, tendrá un recorrido desde el Irdet, cerca a la Plaza de Mercado del Norte, Mediláser, Glorieta de Green Hills, Avenida Universitaria, Glorieta del Gobernador, Avenida Norte y regreso al Irdet.

Es decir, si lo que querían era colapsar la movilidad del norte de Tunja no podían haber hecho un trazado distinto. Más de uno se puede infartar esta tarde y noche, pero no solamente quienes tienen que hacer compras, que seguramente las tendrán que dejar para otro día, sino quienes deban realizar cualquier actividad cotidiana como el simple hecho de regresar a sus casas.

Pero como si lo anterior fuera poco, el jueves 16 de diciembre se realizará una etapa de ‘la Vuelta Nacional del Futuro 2021’, que incluye un circuito en Tunja sobre 62,3 kilómetros con un trazado por las cercanías del estadio La Independencia, Glorieta del Gobernador, Avenida Universitaria, Viaducto, Universidad, regreso al Viaducto, Glorieta del Gobernador, Glorieta Terminal, regreso Avenida Universitaria, Glorieta Green Hills, regreso Glorieta del Gobernador, Estadio La Independencia.

Ríanse o lloren porque la salida es a las 8:00 de la mañana y la llegada a la 1:00 de la tarde; es decir casi todo el día, con afectación a la movilidad de toda la ciudad, precisamente el día que comienza el Aguinaldo Boyacense y el día en el que también empiezan las novenas de aguinaldos. El cierre de todos esos tramos viales se hará desde las 6 de la mañana.

Creo que nunca fue tan válida la expresión ‘tiene huevo’ para quienes autorizaron estas pruebas ciclísticas.
Por la Vuelta Nacional del Futuro, el 16 de diciembre por varias, muchas horas, estará bloqueada la Avenida Universitaria desde el semáforo de Unicentro hasta la Glorieta de Green Hills, encerrando totalmente a miles de personas y familias que viven en el sector, incluyendo la antigua clínica de Saludcoop donde se atiende a los enfermos de COVID; en donde hay muchos establecimientos comerciales, incluyendo el centro Comercial Viva Tunja, la Clínica Cancerológica, EPS, IPS, consultorios médicos, centro de atención en salud, centros de diagnóstico clínico y hasta el puesto de vacunación contra el COVID del norte de Tunja, que está en el campus de la Universidad de Boyacá.

Ni hablar de qué podría ocurrir si hay un incendio, un escape de gas o una situación cualquiera de emergencia.

No se mueven los vehículos y muchos tienen dificultades para salir de sus casos e ir a su trabajo en un día cualquiera del año, ¿cómo será lo de esta tarde y mañana?

Y sí, amamos el ciclismo, pero creo que nuestras autoridades carecen de eso que llaman sentido común o que están en el lugar equivocado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.