Álvaro Marín, “¿Quién despertará la mañana y que sea de verdad la mañana?”

Foto | Archivo personal

Hoy, 7 de mayo, se conoció el fallecimiento del poeta, ensayista y apicultor, Álvaro Marín.

El escritor oriundo de Manzanares, quien fue reportado como desaparecido desde el cinco de mayo, fue encontrado sin vida en su casa en Garagoa. La comunidad de artistas y literatos colombianos, lamentan esta pérdida para las letras del país.


Compartimos uno de sus poemas.

Olvidos

Nadie recuerda
cómo se funda un pueblo.
¿Quién traza el lugar de la intemperie,
quién las lí­neas de vuelo de los pájaros?
Y la casa,
la casa que ya es otra, ¿cómo era una casa?
¿Y quién es el doliente de la sangre,
quién su curandero?

Ya nadie recuerda cómo se prepara el dí­a,
cómo se enciende la luz, cómo es la brasa
del carbón de la noche.
¿Quién estará al cuidado de las tempestades
quién al abrigo del fuego?
¿Y quién pronunciará los conjuros?

¿Quién despertará la mañana y que sea de verdad
la mañana?
Ya no sabemos cómo convocar la luz y cómo
deshacer las trampas de la muerte,
¿quién irá entre las cosas diferenciando lo venenoso
y lo comestible?
¿Quién será el guardagujas del viento?
¿Y quién entonces fabricará el agua?
¿Alguien recuerda cómo se hace el agua?

Álvaro Marín

Escritor y periodista colombiano. Algunos de sus ensayos crí­ticos sobre cultura y literatura se publicaron en El Magazí­n del diario El Espectador durante los aí±os 90. En poesí­a publicó Noche Lí­quida, mención en el Premio Latinoamericano de Poesí­a convocado por la revista Prometeo; su libro Jinete de sombras (1992) obtuvo un premio en la Casa de Poesí­a Fernando Mejí­a de Manizales. El libro de ensayo La brújula no quiere marcar más el norte, es una reflexión sobre literatura colombiana y fue publicado en el aí±o 1997 por la editorial Magisterio de Bogotá. En Caracas publicó Estrategia continental en el aí±o 2008, libro de ensayo sobre cultura latinoamericana y literatura. Otro de sus  libros de ensayo crí­tico es La biodiversidad es la cabalgadura de la muerte, libro que trata sobre el desplazamiento en Colombia. Con la crónica Humboldt y las manzanas podridas, el Instituto de las artes de Bogotá le concedió el premio en este género en el aí±o 2011, en el mismo aí±o el Centro de Poesí­a José Hierro de Espaí±a le concedió mención en el Premio Internacional de Poesí­a Margarita Hierro. La Universidad Industrial de Santander, por convocatoria, le concedió el Premio Nacional de Poesí­a en el aí±o 2016.

En el campo de la comunicación, las investigaciones desarrolladas sobre los procesos alternativos han sido herramientas de trabajo de organizaciones sociales y comunitarias. Coordinador del Movimiento de Artistas e Intelectuales por la Paz promovido desde el Festival de Poesí­a de Medellí­n. En su reflexión ensayí­stica los principales aportes se han desarrollado en temas relacionados con la cultura latinoamericana y las recientes polí­ticas culturales. Es creador, junto con Yira Plaza O’Byrne, Nohora Arrieta y un grupo de escritores, cineastas y artistas de la revista El Ojo del Cangrejo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.