¡Volveremos!

0
441
Foto: Hisrael Garzonroa - EL DIARIO

Por: Victor Gamboa / excandidato a la alcaldía de Villa de Leyva

Foto | Hisrael Garzonroa – EL DIARIO


Hoy entendimos la fragilidad de la condición humana y estamos aprendiendo que la grandeza de la humanidad está precisamente en entender que nuestras vidas dependen de la mutua corresponsabilidad.

La humanidad quizás esté enfrentando uno de los mayores retos que se tengan relatados en la historia moderna

Hoy la humanidad no tiene fronteras marcadas por países, por economías proteccionistas, ni bastas; hoy la humanidad no está divida en razas ni credos; hoy NO hay ideologías diversas enfrentadas por el poder, no hay interlocutores que piensen por unos sino por todos… Hoy, a pesar de lo difícil que se ve la luz al final del túnel, la esperanza y la contundencia de nuestros buenos actos nos juntaran de nuevo a ver con optimismo un grandioso amanecer.

Entiendo que estamos navegando en aguas desconocidas para la ciencia, entiendo que la adversidad nos pone el viento en contra y como lo decía Churchill “las cometas vuelan más alto contra el viento, no a favor de él”. Pues aprovechemos de la adversidad para superar nuestros miedos, que la autoregulación supere nuestras propias expectativas y  como habitantes de esta casa, la fe y la fuerza de nuestras convicciones se vean reflejadas en el espejo de la solidaridad sin mirar a quién.

Quizás no sea el último problema que tengamos, quizás nos esperen días difíciles, seguramente estaremos pensando en cómo superar esta crisis  económica; pero, ¡qué va!  Somos un músculo que se llama humanidad y como seres creativos estamos hechos para lograrlo, lo que pasa es que se nos había olvidado cómo hacerlo. Comencemos por la austeridad para alivianar la crisis, comencemos por la innovación hacia nuevos productos sin afectar el medio ambiente, que nuestra industria sea amable con el aire y que nuestra capacidad de producir sea justa con la casa. Hoy, encerrados por nuestros propios errores, tenemos que pensar que el alimento es de todos y para todos, que la tecnología sea un vehículo para estar mejor, que las parcelas y los parques le pertenecen a la naturaleza.

Nos esperan nuevos parques, ¡nos volveremos a reunir! Volveremos a estar juntos, volveremos a entonar himnos y alabanzas, volveremos a compartir de nuestras enseñanzas y la reflexiones de cómo nos sentíamos cuando no estabas ‘tú’, cuando no estaba el otro que no es más que un  ciudadano de este punto azul pálido; como le describía Carl Sagan, un punto azul y pálido  solitario alrededor de algo tan maravilloso y celestial como lo es nuestro espacio, ¡el universo!

Hoy entendimos la fragilidad de la condición humana y estamos aprendiendo que la grandeza de la humanidad está precisamente en entender que nuestras vidas dependen de la mutua corresponsabilidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.