La facultad de artes, una idea que toma vuelo

0
469
Edificio de Artes, UPTC. Foto | Internet
PUBLICIDAD

Por |Manuel Humberto Restrepo Domínguez – Vicerrector Académico UPTC

Manuel Restrepo | DDHH

“Gracias por creer y alentar la idea de que una universidad o una sociedad ajena al arte y sin artistas está muerta, aunque respire”.

Constituyendo la facultad número doce de la UPTC, hoy se da comienzo a este nuevo proceso académico que desde hace mucho tiempo estaba como pendiente en el quehacer institucional. La Facultad de Artes, dice el Vicerrector en el siguiente texto pronunciado en el evento de apertura, debe tener la compañía de un instituto de patrimonio arqueológico, bibliográfico y cultural, para que juntos contribuyan a pensar y resignificar una universidad que vive y forma a sus jóvenes integrando su historia, presente y su futuro, alejada de purismos y puristas, de fascismos y fascistas y sea sólida y fuerte para impregnar con el sentido del arte la relación pedagógica y tecnológica.    

Publicidad

Aquí el texto completo de Restrepo Domínguez en la presentación de la primera etapa de creación de la Facultad:

“Hasta aquí han llegado hoy anhelos y resistencias que se sumaron durante el último año para concluir con los documentos académicos sobre los que se edifica la facultad de artes de la UPTC, integrada por los programas de Artes, Música y Arquitectura. La facultad número 12, tendrá el compromiso con nuestra casi bicentenaria historia universitaria de ponerle el aliento de sus artistas para que entienda mejor su cuerpo debilitado y con imaginación y creatividad renueve su espíritu ético y estético y atienda, escuche y dé validez a otras voces y sonidos invisibilizados o excluidos. Esperamos que como facultad pueda tener la compañía de un instituto de patrimonio arqueológico, bibliográfico y cultural, para que juntos contribuyan a pensar y resignificar una universidad que vive y forma a sus jóvenes integrando su historia, presente y su futuro, alejada de purismos y puristas, de fascismos y fascistas y sea sólida y fuerte para impregnar con el sentido del arte la relación pedagógica y tecnológica.   

        Esta primera etapa fue posible gracias a la disposición de sus claustros docentes y al apoyo de las decanaturas de educación e ingeniería y sobre todo al respeto y reconocimiento de diferencias para articular un nuevo conjunto conservando y preservando la esencia de cada programa, como requisito para lograr el tejido de sentimientos, experiencias, modos de hacer, teorías, prácticas, sueños y esperanzas. La universidad podrá tener la certeza de que la facultad de artes llega para enriquecerla, porque no hay nada más humano que el arte y nada más humanizante que grupos de docentes y estudiantes dedicados a pensar y transformar la sociedad con la potencia creadora del arte, que es una tarea que desde hace varias décadas la sociedad boyacense le reclama a la Uptc y que sus jóvenes artistas hace tiempo esperan. Ratificamos nuestro compromiso con la creación de la facultad de artes, que ya tiene en su pequeño  campus dos edificios y una inmensa montaña, más de una docena de profesores en planta y otros tantos comprometidos con ella, grupos de investigación y el más alto reconocimiento académico y social, para seguir su vuelo mirando hacia arriba, buscando el infinito de esa montaña del cercado muisca y para recrear las formas de enseñar, aprender y circular saberes y que como el albatros sabrá conservar su vuelo y su altura. 

       Gracias al profesorado, estudiantes y funcionarios que con disposición de trabajo colectivo han llegado hasta aquí anteponiendo el interés común al interés propio, gracias a sus directoras, Sandra, Mónica, Ángela, y Directores Jairo y Julián, a los decanos Julio y Juan Carlos, a tantos más profesores en comisiones como Daniel, Eliana, Gustavo, Mauricio, Ricardo, Carlos y Alberto de la vice. Todos ellos y otros tantos que faltan son los responsables de esta iniciativa. A los demás gracias por creer y alentar la idea de que una universidad o una sociedad ajena al arte y sin artistas está muerta aunque respire. Gracias a los consejeros del Superior y Académico que nos acompañan. Resta solo decir que el rector, vicerrectores y gobierno de la universidad estamos comprometidos con hacer realidad la facultad de artes de la UPTC, como su facultad 12 que seguirá su trámite de creación. Y gracias al Arquitecto, Músico y Artista Mauricio Bejarano, que integra las tres formaciones que componen la facultad y acompaña con su charla este especial día para la UPTC. Gracias”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.