Crisis de los precios de la papa: Subsidio que no soluciona y la solución que no se ve por ninguna parte

El drama de los cultivadores de papa para vender su producto, tener que sacar los bultos para ofrecerlos en la carretera. Una carga de papa vale producirla 70 mil pesos; la han tenido que vender por menos de 20 mil pesos la carga. Es decir que le pierden más de 25 mil pesos por bulto y el gobierno ofrece un poco más de 6 mil pesos de subsidio por bulto, máximo para 200 bultos, que son 10 toneladas. Foto | Hisrael Garzonroa

Tres horas de discursos, puntos de vista y algunas propuestas; el resultado, el anuncio del Ministro de Agricultura donde precisa que el subsidio del gobierno será de 124 mil pesos por tonelada producida y que solo por agricultor subsidiarán hasta diez toneladas, que son el equivalente a 200 bultos de cuatro arrobas. De modo que el máximo que reciba un productor será $1.240.000  

Ministro de Agricultura, Rodolfo Zea, hablándole a la gente que guardó la distancia, mitad del público adentro y otros afuera escuchando.

Desde hace más de 30 años los cultivadores de papa del departamento han sufrido las recurrentes crisis de los precios ruinosos, cuyas causas en todo este tiempo han sido las mismas, siendo las propuestas de solución las mimas, pero que por lo mismo, nunca las partes se han sentado a buscar salidas que superen el problema y eviten postergar la solución hasta la siguiente crisis para repetir lo mismo.

Publicidad

Que los costos de producción siempre son crecientes; que no hay control de precios a los insumos; que los créditos ahogan a los cultivadores; que la propiedad de la tierra está en falsa tradición; que los intermediarios son los que siempre se quedan con las utilidades; que, por lo mismo, los consumidores, en la mayoría de los casos, no son tan beneficiados de los bajos precios; que las importaciones perjudican; que en los últimos años los tratados de libre comercio son todavía más ruinosos para los agricultores. La única novedad es en el caso actual con la pandemia, que nadie esperaba, pero que ahora perjudicó el consumo, calculado en una  baja  de un 30%, lo que, para el ministro, propicio gran parte de la caída de los precios, negando que el problema haya sido por superproducción o por exceso de importaciones del producto.

Ministro Zea habla con Juan Ruíz, uno de los papicultores más veteranos de Ventaquemada.

Los agricultores reclaman que hayan precios de sustentación, que se tramiten leyes que garanticen que por lo menos el precio al productor coincida o esté por encima de los costos de producción; que se controlen los precios de los insumos; que se manejen políticas de crédito distintas para el sector para que los productores no sean sometidos al remate de sus predios ni a la tortura de los cobros y los procesos ejecutivos permanentes.

Voces como la del parlamentario César Pachón, pidieron que por favor el gobierno tome decisiones sensatas como la de abrir la frontera con Venezuela, dado que allá la población necesita comida y que esta, en gran parte, se podría llevar desde Colombia representada en miles de toneladas de papa. Voceros de los productores reclaman que haya una política distinta para manejar recursos del gobierno que lleven a hacer más sostenible el cultivo, que se construyan centros de comercialización y transformación.

Representante a la Cámara por Boyacá, César Pachón.

El Senador Jorge Londoño, recabó en la necesidad de revisar los tratados de libre Comercio, la Senadora Sandra Ortiz matizó diciendo que era inconcebible que se asignaran solo 30 mil millones para el subsidio a los paperos en todo el país, mientras que el fondo destinado a la atención de la pandemia todavía se tenían más de diez billones de pesos que no se habían gastado y que por tanto el gobierno debería destinar varias veces esos 30 mil millones para empezar las soluciones que se necesitaban.

Senador Jorge Londoño, pidió la revisión de los Tratados de Libre Comercio.

En cambio, el senador Ciro Ramírez no dudó en defender al gobierno y decir que con lo que se ofrecía, con eso había; que no hay sumas que aguanten lo que quiere la gente; que esperaran que ahí habría distritos de riego que ya venían; que habrá alivios para los créditos y que más no se puede.

Senador Ciro Ramírez defendió al Gobierno y dio a entender que luego del subsidio no se puede pedir más.

El otro aspecto que siempre se discute en estos momentos de crisis es sobre el emprenderismo, la asociatividad, las iniciativas empresariales, etc. En este punto se llega a Fedepapa, la federación de productores, cuyo discurso no cambia, pero que en sus almacenes distribuidores de productos e insumos todo es más caro que el resto del comercio. Para muchos, con la Federación, en vez de mejorar la situación, tiende a propiciar su empeoramiento, como sucede con el Fondo Nacional de la Papa, que siendo cuota parafiscal se ha convertido en algo así como el Sayco y Acinpro de los cultivadores. De acuerdo con las quejas de los productores, todo el tiempo el famoso fondo está presionando por el recaudo, el cual se dificulta en un mercado tan informal como es el de la papa; pero que en cabio, cuando hay crisis como esta, no aparece ningún alivio con base en las reservas del fondo, si es que existen.   

Gerente Fedepapa, Germán Palacio
Ministro Zea, dialoga con Luis Alejandro Jimenez, Presidente de ANUC

Para el gobernador Ramiro Barragán, lo que el gobierno nacional debe reconocer es la actitud heroica de los agricultores boyacenses que en vez de amilanarse con la pandemia lo que hicieron fue intensificar su ritmo de trabajo y producir tal abundancia de comida que es a la que hoy el país está accediendo, lo cual es un extraordinario resultado que no puede recibir como compensación las pérdidas y la ruina de esos productores. Afirmó que ayudará con su equipo de la Secretaría de Agricultura, con Luis Gerardo Arias a la cabeza, a que el mayor número posible de agricultores accedan a los recursos del subsidio.

Los crucificados son los papicultores.
Luis Gerardo Arias, Secretario Agricultura Boyacá

El punto de vista del gobernador fue reforzado por el director regional de la Esap en Boyacá, Jacinto Pineda, quien comentó en uno de los grupos de Whatsapp, que no es posible que ‘Tunja siendo una de las ciudades más baratas, donde se consumen los tres golpes, desayuno, almuerzo y comida, sea a costa de la quiebra de los paperos’. Desde luego que esto tampoco es nuevo; se sabe que el gobierno saca pecho cada que se registran cifras favorables de inflación, las que generalmente están asociadas a los bajos precios de la papa y la hortalizas, es decir de lo que producimos en Boyacá. Lo que no dice el gobierno es que ese éxito oculta el problema de la ruina de los productores en muchos casos, a quienes nunca ha reconocido.

Senadora Sandra Ortiz.

Ahora bien, la reflexión lleva a considerar la movilización y la protesta de los productores ante la indiferencia o el abandono del gobierno. Sin embargo, como lo recordó el cultivador Andrés Farfán, tampoco vale, recordando que en 2013 durante el paro agrario, los agricultores se dieron garrote con la policía y el ESMAD,  los cuales los agredieron, les dañaron sus cultivos, afectaron sus viviendas, atropellaron  a las familias, se pensó que lo que se negociaba se cumplía, ‘pero nada pasó y ahora seguimos peor’, según su análisis.

“Hay que hacer grandes campañas para reactivar el consumo de papa en Colombia”, Senador Miguel Barreto.

En conclusión, el libreto de la crisis de la papa es prácticamente el mismo por décadas, que se repite de manera cíclica; que para solucionarlo se necesitan otros enfoques, otras formas de trabajo y la voluntad de las partes  para hacerlo, cosa que tampoco se ve en este caso.

Alcalde Ventaquemada, primer municipio productor de papa en Boyacá y segundo en Colombia.

Para no ser tan pesimistas, habría que acudir a lo que dijo la senadora Sandra Ortiz, que los parlamentarios presentes en Ventaquemada estaban decididamente comprometidos con ayudar en las soluciones, sin distingos de partido. Habría que tener alguna esperanza con en esta afirmación pero es necesario que se concrete la misma voluntad entre todos los interesados y se tenga la capacidad de asumir el asunto proyectando un trabajo de largo tiempo. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.