Alerta en Chiquinquirá por altos niveles de contaminación en el aire

0
5267
Foto | Hisrael Garzonroa

La ‘Ciudad Mariana’ se encuentra dentro de las zonas más contaminadas de la jurisdicción de la CAR.

La CAR-Cundinamarca dio a conocer los resultados del inventario de emisiones 2016, donde la entidad ambiental evaluó diferentes parámetros de contaminantes; allí se determinó que el material particulado fue el de mayor aporte.

Como hecho a resaltar, se destaca la presencia de Chiquinquirá dentro de las zonas que más aportan factores contaminantes al aire por emisiones de fuentes fijas (industrias), debido a actividades como producción de sal refinada, vidrio, ladrilleras, fabricación de coque, fundación de metales, autopartes, fabricación de arcilla, entre otras.

Junto a la capital de la provincia Occidente se encuentran también regiones de Cundinamarca como Sabana Centro, Soacha, Sabana Occidente, Ubaté y el Alto Magdalena.

Según la CAR, Sabana Centro es el sector que más genera contaminación debido a que produce más de 4.300 toneladas de material particulado al año, como resultado de actividades industrial; en el segundo lugar se encuentra Soacha con más de 2.600 toneladas por fabricación de arcilla y fundación de metales; le sigue Sabana Occidente con 803 toneladas por actividades de molineras, fabricación de grasas vegetales y animales, aceites y vidrio; en el cuarto lugar se ubica Ubaté con 156 toneladas por producción de carbón y coque; el quinto lugar es para el Magdalena Alto que genera 100 toneladas por fundición de hierro y acero, y el último lugar es para Chiquinquirá con 95 toneladas por producción de la ladrillo y cerámica.

Otros aspectos a mencionar son: la gran contaminación que le genera al aire Sabana Centro, en cuanto a las emisiones de mercurio, esta región genera 12, 65 toneladas de este mineral al año y Zipaquirá y Soacha son los municipios con mayor aporte de emisiones por fuentes móviles debido al tráfico vehicular.

La CAR con el ojo puesto

“La Corporación hace seguimiento a 83 industrias con permisos de emisiones vigentes, a 33 trámites sancionatorios, a 64 procesos de trámite de emisiones y a 155 empresas que, si bien no requieren de permiso, si deben cumplir con los parámetros de emisiones atmosféricas”, explicó Carlos Bello director de DESCA-CAR.

Las empresas que reciben el permiso de emisiones, entran en un proceso de seguimiento y control ambiental por parte de la CAR; el permiso podrá ser revocado o suspendido cuando el titular del mismo incumpla con las obligaciones estipuladas dentro del trámite.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.