Vuelven a volar por el cielo del suroriente

0
1119
Foto: Corpochivor
PUBLICIDAD

Dos especies de aves fueron liberadas en el municipio de Pachavita.

Con el ánimo de incentivar el amor en los jóvenes por la naturaleza y fomentar el conocimiento del patrimonio natural y cultural de la región, la Corporación Autónoma Regional de Chivor (Corpochivor), lideró un exitoso proceso de liberación de dos aves que fueron entregadas de manera voluntaria y rehabilitadas en el Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación de Fauna Silvestre (CAVR). Un Búho Currucutú (Megascops choliba) y una Pava Canosa (Penelope agryrotis), vuelven a volar por el cielo valletenzano.

Publicidad

Las liberaciones se efectuaron en el sendero interpretativo “Reserva Natural Los Cristales” en las veredas de Aguaquiña y Centro del municipio de Pachavita, que hacen parte del páramo de Cristales, siendo este un corredor ambiental que concentra una biodiversidad extraordinaria ya que comprende ecosistemas de Bosque Andino que permite apreciar paisajes de montaña. Además, esta iniciativa se llevó a cabo en el marco de la celebración del día Internacional del Control Biológico y fue abanderada por los niños y jóvenes de Corpochivatos.

Para Fabio Guerrero, director de Corpochivor, siempre es satisfactorio que los jóvenes se apropien del territorio y coadyuven a generar un desarrollo sostenible.

‘’Es importante  que las nuevas generaciones y la comunidad en general valoren la vida de las diferentes especies que habitan la región, además, que reconozcan que dentro de su territorio existe una riqueza ecológica y cultural incalculable. En este sentido, el regreso a la libertad de estas especies y el recorrido ancestral de los senderos marcarán la apropiación y cuidado en las nuevas generaciones’’, puntualizó Guerrero.

¿Por qué la importancia de estas especies para un equilibrio ecosistémico?

Las aves ejercen un papel importante para el desarrollo del medio ambiente debido a que ayudan a propiciar un equilibrio dentro de los ecosistemas. En este caso el Búho Currucutú (Megascops choliba) y una Pava Canosa (Penelope agryrotis), son protagonistas en el escenario biodiverso del suroriente boyacense.

El búho actúa  como controlador biológico en el medio natural. Su presencia es fundamental para regular plagas que puedan afectar la salud humana y la de su entorno. Su dieta está conformada principalmente por roedores, ayudando a normalizar esta población, evitando una dispersión alarmante de estas potenciales plagas.

Por su parte, la Pava Canosa, es importante para preservar los bosques del territorio, ya que al alimentarse de granos y frutas, excreta las semillas que permiten la formación de nuevos árboles a lo largo y ancho de la región.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.