Visita del Contralor a Tunja: dos proyectos de vivienda inconclusos encontraron solución y viene fallo de responsabilidad fiscal

El Contralor Felipe Córdoba estuvo en la capital de Boyacá liderando gestiones para rescatar dos proyectos de vivienda siniestrados y dar alternativas a familias damnificadas. Se trata del proyecto de vivienda de interés social Torres del Parque, reducido a la categoría de obra inconclusa después de que el contrato de construcción sufrió cuatro prórrogas durante más de 44 meses y tres adiciones por 4.177 millones de pesos.

“Aquí no solo están en juego importantes recursos, sino algo más importante aún: la seguridad y la vida de los beneficiarios de subsidios que ampararían la entrega de estos proyectos”, recalcó en la capital de Boyacá el Contralor Felipe Córdoba.

El Contralor General de la República, Felipe Córdoba, estuvo hoy en esta ciudad liderando gestiones para rescatar dos obras inconclusas que completan más de 10 años sin solución y hoy, como resultado en buena parte de la acción de la Contraloría, ven una luz al final del túnel: los proyectos de viviendas Torres del Parque y Estancias de Roble.

Publicidad

“El control preventivo funciona: venimos a buscar una solución a estos proyectos de vivienda, pero a la vez, con los procesos fiscales que estamos adelantando, avanzamos en la recuperación de los 25 mil millones de pesos que se pudieron haber perdido acá”, destacó el Contralor al final de su visita.

Al tiempo que adelanta las investigaciones que determinarán el próximo mes los responsables fiscales de estos dos proyectos de vivienda de interés social inconclusos, la Contraloría General de la República realiza seguimiento técnico a la situación de estos proyectos, apoya la búsqueda de soluciones alternativas para los beneficiarios que resultaron damnificados y, simultáneamente, despliega esfuerzos para que se puedan terminar.

En este último propósito, la CGR acompaña a la Alcaldía de Tunja, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio y la Empresa Constructora de Vivienda de Tunja -Ecovivienda, que adelantan gestiones para liberar los recursos requeridos que permitan finalizar estos dos proyectos.

Con el proyecto de cero elefantes blancos de la Contraloría, que busca una solución a estas obras, se ve ahora una luz en el camino, insistió el Contralor.

Primero: el Gobierno Nacional está concretando alrededor de 62 mil millones de pesos para solucionar la situación de los damnificados de estos proyectos de vivienda.

Y Segundo: la UNGRD estaría haciendo la declaratoria de calamidad pública para los proyectos.

Y por el lado sancionatorio, están en curso 2 procesos de responsabilidad fiscal por 25 mil millones de pesos y se tiene previsto que el próximo mes de junio se tome una decisión de fondo, que sería un fallo con responsabilidad fiscal, precisó el Contralor General.
Córdoba llegó a Tunja para mirar en el terreno los avances logrados para superar la problemática que ha afectado a familias que durante más de diez años han esperado recibir un techo digno.

Proceso de reasentamiento

A través de su Delegada de Vivienda, la CGR requirió a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) sobre sus actuaciones alrededor de estos proyectos y se le informó que esta entidad ha sostenido conversaciones con la administración municipal de Tunja con el fin de apoyar el proceso de reasentamiento para las familias damnificadas de los proyectos de vivienda Torres del Parque y Estancia del Roble.

Según lo informado ayer a la Contraloría por el subdirector general de la UNGRD, la Alcaldía de Tunja deberá postular un predio para adelantar ese reasentamiento y una vez se cumplan los requisitos requeridos, “la UNGR, en el marco de sus competencias, efectuará las gestiones necesarias para darle viabilidad técnica y jurídica al proceso de postulación para el reasentamiento de las familias consideradas en condición de riesgo”.

Problemas encontrados y gestiones de la CGR en marcha

La Contraloría General de la República busca con estas gestiones de la Delegada de Vivienda y Saneamiento Básico y la Gerencia Departamental en Boyacá, y con la visita de hoy a Tunja del Contralor Felipe Córdoba, encontrar soluciones alternativas al colapso administrativo de estos dos proyectos de vivienda que tienen un profundo calado social: Torres del Parque y Estancia El Roble. El primero comenzó su ejecución en 2009 y el segundo en 2010.

A través de la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción, la CGR adelanta los correspondientes procesos de responsabilidad fiscal, por 25 mil millones de pesos, dado que están involucrados recursos del Presupuesto General de la Nación.

Por su parte, la Contraloría Delegada para el Sector Vivienda y Saneamiento Básico ha venido realizando un seguimiento milimétrico a ambos proyectos, sosteniendo reuniones con la comunidad afectada y, al tiempo, trabaja de manera coordinada y técnica con la Alcaldía Municipal de Tunja y con el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio en la búsqueda de soluciones para los damnificados.

Primero la seguridad y vida de los beneficiarios

Para el Contralor Felipe Córdoba, “Aquí no solo están en juego importantes recursos, sino algo más importante aún: la seguridad y la vida de los beneficiarios de subsidios que ampararían la entrega de estos proyectos”.
«Durante nuestras visitas se han hecho evidentes las deficiencias en la estructura, muros de contención, drenajes y acabados en los proyectos. Lo que ha encontrado nuestra Delegada para el Sector vivienda ha sido sobrecogedor”, agregó.
Aparte de solicitar la intervención inmediata de la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres Naturales (UNGRD), para que adopte medidas que eviten perjuicios mayores, la CGR ha pedido a la Procuraduría realizar las actuaciones de su competencia.

Alternativas para los damnificados

El 7 de septiembre de 2021, la Contraloría fue informada por las autoridades responsables de estos proyectos de vivienda, de la necesidad de desmarcar como beneficiarios de subsidios a 579 familias, que no han recibido su casa pero que pagaron sus ahorros programados.

Surgió entonces la posibilidad de que esas familias pudiesen acceder a las soluciones de vivienda de un nuevo proyecto llamado el Jardín de Tunja.

Y hay buenas noticias al respecto: ya hay información consolidada sobre la culminación de un proyecto con 50 unidades de vivienda para atender al primer grupo de beneficiarios.

Además, está listo el proyecto Bellavista, con 90 unidades de vivienda, para atender a un segundo grupo. Por lo pronto faltan 690 beneficiarios por atender.

Torres del Parque: una obra inconclusa

Este proyecto quedó reducido a la categoría de obra inconclusa después de que el contrato de construcción sufrió cuatro prórrogas durante más de 44 meses.

La insuficiencia de recursos, la modificación de los diseños y problemas técnicos impidieron su entrega oportuna a los beneficiarios.

Se produjeron tres adiciones por 4.177 millones de pesos.

Su construcción se inició el 22 de noviembre de 2010, pero el 13 de junio de 2016 se produjo la liquidación unilateral del contrato.
Su avance físico alcanzó el 53.96 %, mientras que el financiero solo llegó al 11.82%.

Su valor inicial fue de un poco más de $18.000 millones de pesos y con la adición superó los $22.000 millones de pesos.

El contrato fue liquidado de manera unilateral el 13 de junio de 2016. El contratista era el Consorcio Mejor Vivienda para Tunja, cuyo representante legal es el señor Iader Barrios.

La CGR apoya las gestiones necesarias para que este proyecto de vivienda llegue a su terminación, en beneficio de 1.840 familias.
La Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción tomó cartas en el asunto desde el 15 de marzo de 2019 y, mientras tanto, ha habido un seguimiento y monitoreo permanentes con la Alcaldía y el Ministerio de Vivienda.

Los beneficiarios de subsidios de vivienda afectados han sido previamente reconocidos para que puedan acceder a una nueva solución de vivienda.

Proyecto Estancial del Roble: un elefante blanco

Se trata de un proyecto vivienda de interés prioritario y social que ha sufrido prórrogas por más 60 meses por falta de recursos y como consecuencia de problemas técnicos y de planeación.

Fue iniciado el 16 de junio de 2009 y cuando fue abandonado registraba un avance físico del 87.75%.

Su valor inicial rondaba los $30.000 millones, pero con las adiciones llegó casi a los $35.000 millones.

Aquí están en juego recursos del Presupuesto General de la Nación.

Estas unidades de vivienda deben favorecer a 4.328 familias.

La intervención de la CGR se produjo a través de la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción, a partir del 15 de marzo de 2019.

El contratista es Unión Temporal Estancia El Roble, cuyo representante legal es el señor Iader Barrios.

Es la hora de que tengan su techo

“Más allá de las sanciones fiscales a las que pueda haber lugar, el aspecto más relevante es que el trabajo desarrollado por la Contraloría ha servido para impulsar soluciones alternativas para que los beneficiarios de los proyectos de vivienda, de tan alto impacto social, no vean frustradas sus aspiraciones de tener un techo propio para sus familias”, resaltó en su visita a Tunja el Contralor General de la República, Felipe Córdoba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.