Violencia sexual una práctica normalizada que no cesa en Boyacá

Foto: Archivo

Por | Thalia Rubiano Avila, integrante del grupo de investigación GRIMAP ESAP

En el primer semestre 2021, en Boyacá se registraron 248 reconocimientos médico-legales por presunto delito sexual, donde el 90 % de las víctimas son mujeres y de ellas el 35% son niñas entre los 10 y 14 años

La violencia sexual en Colombia y en especial en Boyacá es uno de los problemas sociales más recurrentes y con cifras preocupantes que dejan a su paso consecuencias devastadoras sobre sus víctimas. Con asombro los ciudadanos de Tunja reciben la noticia de una niña 12 años abusada sexualmente por su padrastro y producto de esta situación quedó embarazada, pero quizás más paradójico, que en los nueve meses de gestación ninguna de las personas cercanas advirtió de la situación en particular. Hechos como estos ocurren con frecuencia en nuestro departamento donde las niñas son la población más vulnerable y expuesta a sufrir daños en su integridad física y psicológica.

Publicidad

El reporte de cifras de enero a julio realizado por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia (IMLCF), en primer semestre del año 2021, muestran que en la ciudad de Tunja se realizaron 623 reconocimientos medico legales de lesiones no fatales, evidenciando una disminución de 58 casos con respecto al año 2020. Dentro de las lesiones no fatales la violencia intrafamiliar sigue siendo uno de los hechos con mayor ocurrencia, la cual representa el 45,59% de los reconocimientos; seguido por los casos de violencia interpersonal, que aumentaron en 5 casos en lo recorrido del año 2021, con respecto al año anterior.

Fuente: Elaboración Propia. “Boletines Estadísticos Mensuales mes de julio del 2021” del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia

A su vez se evidencia en la gráfica 1, un incremento en los reportes de los exámenes médicos legales por presunto delito sexual en 16 casos para el año 2021 con respecto 2020, quizás el indicador más preocupante. Resulta positivo frente a los índices de violencia intrafamiliar su disminución en el acumulado del año 2021 con relación a igual periodo de 2020, pero aún las cifras de violencia de pareja mantienen la mayor frecuencia, pues representan el 62% de los reportes por violencia intrafamiliar, seguido de los actos de violencia contra niños, niñas y adolescentes que representa un 11%.

Ahora para hacer un análisis más detallado de la violencia sexual, acudimos a las cifras para el departamento de Boyacá en el periodo de enero a junio del año 2021. En el primer semestre se registraron 248 reconocimientos médico-legales de presunto delito sexual, donde el 90 % de las víctimas son mujeres y el 35 % de las mujeres abusadas son niñas entre los 10 a los 14 años; seguido de las mujeres en etapa de adolescencia entre los 15 a los 17 años las cuales representan el 15% del del total de reconocimientos por presunto delito sexual, como se puede visualizar en la gráfica 2.

Fuente: Elaboración Propia. “Cifras preliminares de lesiones de causa externa en Colombia 2021” del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia

Del total de los delitos de presunta sexual, el victimario es en el 78% una persona cercana: el 41 % de los casos es un miembro familiar (padrastro, padre, primo, tío, abuelo, cuñado, hermano); el 27% es un conocido y el 9% es un amigo. En la gráfica 2 se puede observar que los casos por presunto delito sexual tienen una mayor concurrencia en las mujeres entre los rangos de edad de 10- 14 años; a su vez, se puede evidenciar que las niñas menores de 14 años del departamento son las más afectada por estos hechos tan desafortunados y lamentables que obstruyen y limitan el desarrollo normal y pleno de su vida. Es importe mencionar que, de los 436 casos reportados por violencia de la pareja, el 80% de las víctimas son mujeres.

Este panorama deja entrever una práctica frecuente y normalizada que no da tregua en el reporte de cifras, lo que está limitando, afectando y dañando la integridad de nuestras niñas, adolescentes y mujeres, destruyendo sueños, vidas, familias y, fracturando la sociedad Boyacense, al exponer en un alto grado de vulnerabilidad los derechos de las mujeres, en especial de las niñas menores de 14 años, en el departamento.  

Se requieren de manera urgente el reconocimiento de la necesaria protección, garantía, restablecimiento y promoción específica de los derechos de aquellas niñas que han sido abusadas sexualmente. La sociedad Boyacense debe asumir la responsabilidad, el compromiso y el reto de garantizar el desarrollo y crecimiento de nuestras niñas en entorno favorable que permita el goce pleno de sus libertades, derechos y sueños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.