Vacunados con Pfizer a esperar por la segunda dosis

Foto: Archivo

El departamento se acoplará a lo que dictamine el Ministerio de Salud, que de momento tiene como referente la postura de la Asociación Colombiana de Infectología, que no ve con malos ojos los 84 días entre primera y  segunda dosis.     

En días pasados, EL DIARIO se comunicó con el secretario de Salud, Jairo Mauricio Santoyo para preguntarle acerca de su postura acerca de la situación, “estoy esperando que el Ministerio de Salud saqué el lineamiento técnico, en el cual indique que para las vacunas que se apliquen de etapa 4 se va a esperar; primera dosis hoy y segunda dosis a las 12 semanas”.

Sin embargo, el laboratorio Pfizer puso a dudar a la opinión pública nacional con su postura de efectividad comprobada con 21 días entre una y otra dosis, y no bajo otra metodología en lo que refiere en tiempos, aunque hay países europeos donde se ha hecho de esa manera, “el estudio de fase 3 de Pfizer y BioNTech sobre la vacuna COVID-19 se diseñó para evaluar la seguridad y eficacia de la vacuna tras un programa de dos dosis, separadas por 21 días”.

No obstante, EL DIARIO se comunicó con German Manrique, epidemiólogo, magíster y doctor en salud pública, quien no solo ha estudiado la pandemia de COVID-19 sino que también, ha dedicado gran parte de su vida a investigar otros virus que han impactado en gran medida a la sociedad.

“Pfizer dice que no porque no ha tenido la aceptación, sin embargo, lo que dicen los estudios ya en campo es que, se ha demostrado que al extender el tiempo de dosificación se tendría dos puntos a favor: Lo que estamos haciendo es que mayor gente tenga menos posibilidad de agravarse si se contagia porque ya tiene un estímulo a la respuesta inmune previamente, sea del 50% 0 75% con la primera dosis, significa que tiene alta probabilidad de infectarse, pero baja probabilidad de entrar a un estado grave o muerte. En términos de salud pública, vamos a aumentar una cobertura disminuyendo los dos indicadores grandes; que es el de entrar a una UCI y el de morir”.

Así mismo, Manrique añadió que eso significaría eficiencia en el manejo de producción de las vacunas y mencionó un ejemplo para visualizar mejor la situación, “la estrategia administrativamente para el Ministerio es buena, ya que, si se tienen 100 vacunas y hay que aplicarlas en 21 días, no se tiene la seguridad de que lleguen más biológicos para las segundas dosis porque no ha sido así, siempre se retrasan, entonces se debe guardar la mitad de las vacunas, es decir, 50 dosis (…). En cambio, si se extiende el tiempo de aplicación entre la primera y la segunda dosis, ya no se aplican 50 dosis sino 100, generando que se aumente la cobertura de primeras dosis”. 

Por otro lado, German Manrique afirmó que esto trae beneficios a nivel poblacional pero no individual, “la gente se va a disgustar mucho al tener que esperar más y ¿por qué?, porque se tienen que cuidar entre la primera y la segunda dosis para no contagiarse porque eso no disminuye el riesgo de infección, de tal manera, que la segunda dosis asegura más posibilidades individuales de protección”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.