Una mirada desde la provincia de Sugamuxi: Día del Trabajo, pandemia y desempleo

0
126
Foto: Vía @PoliciaBoyaca
PUBLICIDAD

Por | Alejo Gutiérrez / Concejal de Sogamoso /Mg. en Dirección del desarrollo

Alejandro Gutierrez. Foto | Hisrael Garzonroa

Con un millón y medio más de desempleados en Colombia y 140 empresas solicitando permiso para suspender o despedir trabajadores en Boyacá, se conmemoró el pasado 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo. Revertir esto, es el gran reto como sociedad.

La discusión en los próximos meses y, quizá años, será sobre la recuperación de nuestra economía, una de las víctimas más importantes que ha dejado esta inesperada crisis Covid 19 en nuestra comunidad, junto con la vida, la salud, la libertad de expresión y en mucho con la democracia, puesto que actores de nivel nacional y local, que pueden ejercer presión, lo han hecho en forma radical por estos días, rayando en el autoritarismo. En las siguientes líneas quisiera referirme a la economía, a propósito del tradicional Primero de Mayo que acaba de pasar, ya no con marchas y convocatorias públicas, sino desde las casas en confinamiento obligatorio, sin poder salir,  primer gran cambio en relación con otros años.

Publicidad

Vivimos días tristemente históricos, y esa tristeza se ve reflejada en los bolsillos de los ciudadanos y en la proyección de la provincia de Sugamuxi, una provincia que le había apostado su futuro a la industria del turismo y que basa su pasado en la Industria pesada, fundamentalmente de materiales para construcción, en dónde se generaban la mayor parte de empleos e iniciativas de negocio independientes y comerciales,  sectores que se ven fuertemente golpeados y cuya recuperación será muy lenta.

El estudio socioeconómico de la Cámara de Comercio de Sogamoso del año 2019, (cuya jurisdicción comprende 20 municipios de la región: Sogamoso, Nobsa, Tibasosa, Iza, Aquitania, Tota, Cuítiva, Corrales, Busbanzá, Beteitiva, Monguí, Mongua, Pesca, Labranzagrande, Paya, Pisba, Pajarito, Gámeza, Tópaga y Firavitoba) nos indica, en primer lugar, que estamos frente a una región de pequeñas empresas y comercios, caracterizadas de la siguiente manera: “El 84,24% de las empresas encuestadas contestan que el total de sus activos es inferior a los $ 50 millones, el 14,47% cuenta con unos activos totales entre $51 millones y $300 millones; tan solo el 1,29% de las empresas de Sogamoso y su periferia superan los $300 millones”, preocupante situación si entendemos estos renglones de la economía dentro de los más afectados en esta crisis.

Por otra parte según el Dane para el mes de marzo de 2020, la tasa de desempleo del total nacional fue 12,6%, presentando un aumento de 1,8 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del 2019 (10,8%), si bien es cierto la provincia de Sugamuxi no es objeto de la Encuesta Integrada de Hogares por medio de la cual se hace esta valoración, puesto que solo se realiza en las capitales de los departamentos, el informe de la Cámara de Comercio y la percepción en redes sociales y mis propias conversaciones con cientos de personas me hacen pensar que allí tendrán que poner los ojos los actores públicos y privados, quienes tienen la posibilidad de decidir sobre los recursos públicos y estrategias de desarrollo, tendrán que enfocarse en recuperar el empleo y la dinámica económica que beneficie a los comerciantes, independientes y empresarios pequeños, medianos y grandes generadores de puestos de trabajo, con el fin de que esto redunde en beneficios a nuestras familias afectadas en medio de esta crisis.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.