Una estrategia regional para dar solución al problema de las aguas servidas

Foto| Hisrael Garzonroa

Pareciera que todas las estrategias para solucionar las dificultades que ocasionan los sistemas de alcantarillado, son imposibles; prueba de ello es que ninguno de los municipios de la cuenca alta del Río Chicamocha ha logrado el tratamiento y devolución de sus aguas servidas en condiciones aceptables de descontaminación a los cauces de ríos y quebradas.

Se suponía que la más adelantada en este frente era la capital del departamento que durante los últimos 25 años ha venido diseñando y construyendo un sistema de tratamiento que se esperaba estuviera en pleno funcionamiento y tratando los volúmenes totales desde hace varios años; sin embargo, eso no ha sido posible.

Publicidad

En el caso de Sogamoso, la situación parece que se ha complicado en los últimos años, dado que lo que era hace dos décadas una empresa ejemplar, hoy Coservicios atraviesa por una de sus más graves crisis que se deriva de los desaciertos de su manejo, en especial por las dos últimas administraciones.

Le puede interesar: Temporada seca exacerba malos olores a lo largo de la cuenca alta del Chicamocha

Una de las consecuencias nefastas de esta situación es que la planta de tratamiento, que debió entrar en funcionamiento hace más de cinco años, hoy se deteriora en la infraestructura construida, dado que no se ha logrado su conclusión, haciendo que Sogamoso no haya podido solucionar el problema de sus aguas servidas, lo cual completa la crisis del río en su parte alta.

A su turno, Duitama es de las tres grandes ciudades la más rezagada en el desarrollo de su planta de tratamiento, a pesar de que se ha hablado de esta obra desde hace casi 20 años, cuando se dijo que este problema iba a ser solucionado en breve, incluso con el apoyo extranjero a través de alguna organización de ayuda europea. Las sucesivas administraciones de la ciudad hasta el día de hoy, no han sido capaces de sacar adelante ninguna iniciativa real. Hoy Duitama es la más afectada del corredor por el agravamiento continuo del problema, el cual una gran parte de la comunidad aledaña al llamado Canal de Vargas lo está sufriendo particularmente con los insoportables olores que tiene que soportar.

En cuanto a los demás municipios que conforman la cuenca alta, la situación es más precaria, dado que en este momento ninguno ha dado señales de iniciar proyectos en tal sentido.

Sin embargo, la situación es cada vez más preocupante, a lo cual constituye el cambio climático, tan evidente en los últimos años, que con temporadas secas como las que se han atravesado, hacen más agudo el problema; en consecuencia, el llamado sería a que el departamento y los entes territoriales, en el marco de acuerdos que pudieran ser liderados por la empresa departamental de servicios públicos, y por las mismas empresas de servicios y los respectivos alcaldes, se diseñe alguna estrategia general para buscar el camino de solución, dado que este es un esfuerzo gigantesco que demanda enormes recursos que con seguridad nadie tiene disponibles y menos los menguados presupuestos de los municipios más pequeños. De modo que hay que enfrentar el reto de gestionar tales recursos acudiendo a todos los mecanismos posibles: presupuestos de las empresas prestadoras de los servicios, incluidas las tarifas, de los municipios, del departamento y por supuesto los de la nación.

Los 20 municipios que conforman la cuenca, que tiene una población aproximada de 600 mil personas, deberían aunar esfuerzos para alcanzar este objetivo común. Sin embargo, esto no ha sido posible ya que los alcaldes de las principales ciudades jamás se han preocupado por acercamientos de esta naturaleza; pero cunado se piensa en el departamento como el ente coordinador a través de su gobierno, tampoco ha sido propicio para propiciar el proceso. Lo bueno es que ahora si llegara ese momento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.