Un nuevo eje cafetero se gesta en Lengupá

0
5069
Foto: Hisrael Garzonroa / EL DIARIO
PUBLICIDAD

La producción de café se ha vuelto un motor de desarrollo para esta región del departamento.

Día a día el café se posiciona como un importante renglón económico en Boyacá. Regiones como el bajo Ricaurte, el Valle de Tenza y la provincia de Lengupá le han apostado a este grano como eje de impulso económico. Desde la producción hasta la comercialización, el café boyacense tiene su sello, esa marca que se identifica por su aroma, textura, sabor y olor, y que hace que se apetecido en varias partes del mundo.

Escenarios como la Feria del Café en Tunja y la Feria Cafetera de Boyacá (su última versión se realizó en Miraflores), sirven de vitrina para exponer todo lo relacionado con el gremio y de paso mostrar que uno de los mejores cafés especiales de Colombia se cultiva en ‘la tierrita’.

Publicidad

Retomando el tema de las regiones, en esta ocasión, se hace énfasis en la provincia de Lengupá, una tierra que a través de los años ha sido reconocida por la producción de chamba y sus bellos paisajes, pero, en la actualidad ha surgido un nuevo protagonista: el café.

La producción de café en Lengupá ha pasado de ser un simple cultivo a una nueva alternativa de vida. Sus cultivadores, que se concentran en la zona Miraflores – Zetaquira, quieren convertir a la región en un ‘pequeño eje cafetero’ que busque además de potencializar el grano, impulsar el turismo, tal y como paso en el departamento del Quindío.

Según expertos, la provincia cuenta con un clima ideal para la producción de café especial. Por ejemplo, en Zetaquira, hay lugares que van desde los 900 metros sobre el nivel del mar hasta los 2.500, haciendo que en un clima templado, el café tome tintes distintos a otros que su cultivan en Boyacá.

Con extensos cultivos de café, un clima agradable, hoteles como Las Heliconias y la calidad de su gente, Lengupá tiene todo para convertirse en un nuevo eje cafetero, reafirmando que, el turismo puede convertirse, en el ‘petróleo de Boyacá’.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Fomento Agropecuario, en 2017, la producción total de café pergamino seco, es decir, la semilla protegida por la cáscara que desaparece después de trillar, fue de 7.400 toneladas, lo que representa cerca de 59.200 cargas por un valor estimado de 46.000 millones de pesos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.