Un ejemplo empresarial para Boyacá, Tin Marín desde las cenizas, ¡otra vez en pie!

1
7741
Tin Marín fue reconstruido en diez meses después del incendio que consumió sus instalaciones . FOTO / Carlo Fidel Gómez
PUBLICIDAD

La afirmación es literal, desde las cenizas, este restaurante renace con una nueva propuesta de infraestructura que brinda amplios y acogedores espacios, contando con la misma calidez en la atención e igual calidad en cada uno de sus productos.

Todo esto puede sonar a publicidad, pero no es así; es la realidad de un proyecto que surgió hace más de dos años impulsado por la familia Vargas – Tolosa, liderada por Don Augusto Vargas, quien ha estado presente en todo momento de la mano de Consuelo Vargas, Ricardo Vargas y Natalia Tolosa Vargas, la gerente del establecimiento.

PUBLICIDAD

Inaugurado el restaurante por primera vez, en mayo de 2016, se perfiló desde el inicio como una de las empresas del sector gastronómico que lograba suplir la necesidad  de contar con un establecimiento cuya calidad no se discutiera, con el nivel de servicio que impone el avance y transformación de la capital del departamento.

Así luce el interior del restaurante un ambiente de paz, tranquilidad y para compartir en familia. FOTOS / Carlo Fidel Gómez
Así luce el interior del restaurante un ambiente de paz, tranquilidad y para compartir en familia. FOTO / Carlo Fidel Gómez

Rápidamente, Tin Marín se convirtió en el referente de los restaurantes tunjanos posicionándose como uno de los proyectos más exitosos en tan solo el primer semestre de funcionamiento; así que al comenzar el 2017 todo indicaba que este era el gran año de la empresa que ya estaba pensando en la expansión para otros lugares de la ciudad, respaldado en la confianza que miles de personas ya habían depositado en esta propuesta de servicio.

Sin embargo, la fatalidad se hizo presente y el 20 de febrero en la mañana, un absurdo episodio hizo que las instalaciones, tan bien cuidadas, y que todavía no cumplían un año de servicio, prendieran fuego y en menos de 20 minutos, todo se redujera a cenizas, ante la impotencia de todos de evitar o mitigar el suceso.

Pero aquello que pasó tan rápido y desapareció el esfuerzo de tanto tiempo de trabajo y costos de inversión, no fue el fin del proyecto; sus dueños, apenas conocieron la destrucción del lugar, que afortunadamente no causó víctimas humanas, de inmediato anunciaron que todo sería reconstruido y puesto otra vez en marcha, con mayor exigencia, al servicio de la ciudad y de los miles de clientes que ya habían visitado el lugar y que tenían el mejor concepto.

Foto | Carlo Fidel Gómez
Foto | Carlo Fidel Gómez

A pesar del terrible acontecimiento, la perseverancia de la familia Tin Marín se ve reflejada en el inicio inmediato  del plan de reconstrucción, el cual se prolongó por los últimos ocho meses, dando como resultado  el pasado 24 de diciembre la apertura de las hermosas instalaciones del nuevo Tin Marín, un lugar inmejorable donde todas las familias se dan cita para el renacer de los espacios mágicos y acogedores, del buen sabor e inmejorable servicio, dispuestos a brindar en cada visita una nueva experiencia.

Por eso ahora, los dueños de esta gran organización creen que todo está dado para que la ciudad compruebe que todo es posible, que de las dificultades surgen mejores oportunidades y que con el trabajo, la decisión y la convicción en lo que se está haciendo, no hay empresa imposible.

Foto | Carlo Fidel Gómez
Foto | Carlo Fidel Gómez

Así que el nuevo Tin Marín, ante todo es un ejemplo para las empresas y los empresarios de la región, un testimonio irrefutable de la capacidad de trabajo, y de la confianza en la ciudad, y una muestra más de la voluntad inquebrantable de los boyacenses. Ubicado en la Avenida Norte, en la salida hacia Paipa, Tin Marín seguirá su marcha para alcanzar la excelencia que es su principal objetivo, tal como lo afirma con orgullo su gerente Natalia Tolosa.

1 COMENTARIO

  1. Hay que investigar de fondo la clase de empresarios de sus propietarios, si son de los organizados que tenían asegurado el lugar y gracias a ello se pudo reconstruir, o simplemente son de los Boyacenses desorganizados que recurren a utilidades de otras actividades para mostrarse como grandes empresarios, de todas maneras, sea cual sea la razón, esa experiencia, corrigió la manera de construir con materiales riesgosos, todo pura paja, si estaba asegurado, es bueno conocer la Aseguradora.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.