Un buen líder asume la culpa

0
3468
Foto: Prensa Movistar

Hoy el turno de pasar al “paredón de fusilamiento” es para Eusebio Unzué por sus declaraciones sobre Nairo Quintana. Los medios de comunicación y en general el pueblo colombiano condenan las palabras del director del Movistar Team, quien cree que el gran culpable del fracaso de la escuadra española en la actual edición del Tour de Francia es Quintana.

“Sigue teniendo un gran nivel, pero no ha habido una progresión. Antes podíamos pensar que no progresaba pero que tampoco iba hacia abajo y diríamos que este tour ha roto un poco con esa línea. Aquí ha habido como una especie de retroceso”, comentó Eusebio Unzué, director del Movistar Team, a la agencia EFE.

Unzué afirma con certeza su creencia de que ha habido un bajón por parte de Nairo Quintana, obviando las declaraciones del mismo deportista, quien ha asegurado que su bajo desempeño en el Tour de Francia se debe al cansancio acumulado tras haber disputado el Giro de Italia.

El Director del Movistar confió, en el comienzo de la temporada, que en Nairo Quintana había encontrado al nuevo Miguel Induraín, pedalista que consiguió los títulos de Giro y Tour en una misma temporada bajo su dirección. Y hoy, cuando ha quedado claro que el resultado no fue el esperado, ha perdido la confianza en el hombre que más triunfos le ha dado al Movistar en los últimos años.

La actuación del colombiano en el Giro del centenario no llenó las expectativas de Unzué, “no estuvo con la brillantez habitual. Tuvo un buen día en el Blockhaus y luego, a veces, quiso más que pudo. Lo intentó y fue capaz, pese a todo, de salir de rosa en la última crono, y perder por segundos”. Seguramente su análisis en caliente no le ha dejado ver que si Nairo no conquistó este título es en gran parte por su responsabilidad. En la etapa 20, entre Pordenone y Asiago, Nairo Quintana recuperó el liderato del Giro. Ese día en el ascenso al puerto de Foza, Quintana atacó y logró dejar en el camino a su máximo rival Tom Dumoulin; no alcanzó a sacarle el tiempo suficiente para llegar con tranquilidad a la crono, y eso es, casi que en su totalidad, culpa de Unzué.

Si el director español no tuviera esa mentalidad tan timorata, quizás Nairo Quintana se apegaría más a su estilo: El ataque. Pero a Unzué es más conservador, poco le gusta arriesgar, y ahí están los resultados.

En días recientes el padre de Nairo, Luis Quintana, dio unas declaraciones en las que claramente atacó al Movistar, y Nairo tuvo un gesto de grandeza al salir a defender a su equipo, incluido Eusebio Unzué. Lastimosamente, Unzué no ha sido capaz de corresponder esta actitud.

Por lo menos no lo hace al momento de reforzar al equipo, porque si hay que hablar de culpas, él es el principal responsable de este fracaso. Lo ha sido al momento de contratar, solo basta observar la pifia que se mandó al contratar a Dani Moreno para la temporada 2016, pedalista que a la fecha solo ha conseguido una victoria de etapa (Vuelta a Asturias 2016), un tercer puesto en el Campeonato Europeo de Ruta; y que ha demostrado grandes flaquezas a la hora de ser gregario. Y qué decir de la elección de un equipo al que le ha quedado grande defender a su líder. De hecho, sin menoscabar las condiciones de Andrey Amador, ha sido notorio que al pedalista costarricense se le ha hecho cuesta arriba este Tour, y sin hacer un análisis muy profundo, la razón es obvia, también viene de correr en el Giro.

Tampoco sobra advertir que Carlos Betancur, Jonathan Castroviejo, Imanol Erviti, Jesús Herrada, Carlos Barbero, Víctor de la Parte, Rubén Fernández, José Herrada, Gorka Izagirre, José Joaquín Rojas, entre otros; no están a la altura de los gregarios que debería tener un pedalista que pretende conquistar Giro y Tour en una misma temporada. Esto no implica que no sean grandes ciclistas, pero están muy lejos de parecerse a Geraint Thomas, Mikel Landa, Mikel Nieve, Michal Kwiatowski o Sergio Luis Henao.

Menos sentido tiene que el Director del Movistar asegure que no existe interés alguno en la adquisición de un pedalista como Fernando Gaviria ya que no se acopla al perfil de los pedalistas que busca el Movistar, y luego termina llevando hombres como Daniele Bennati a competir en la ronda francesa. Si el gran objetivo es llevar pedalistas que sean capaces de apoyar a Quintana en la montaña, Bennati sobra en este equipo.

Pero lo que menos sentido tiene es que, un hombre de tanta experiencia dirigiendo en el ciclismo, esquive responsabilidades y lance toda la culpabilidad sobre un deportista que ha demostrado que lo ha dejado todo; y más importante que eso, que ha reconocido que se han equivocado en los objetivos  y en la planificación de la temporada, y que ha sabido compartir las culpas, porque esta decisión de correr Giro y Tour se tomó con la concertación de ambas partes.

A todo esto hay que agregarle que Unzué mantiene un fuerte deseo por fichar a Mikel Landa. De concretarse tal fichaje, se marcará el fin de Nairo Quintana como líder de filas del Movistar; situación que parece no importarle a Unzué.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.