Un año de pandemia, ¿cómo está Boyacá?

Foto | Prensa Secretaría de Salud de Boyacá

Para nadie es un secreto que el sistema de salud a nivel nacional y departamental se encontraba en condiciones muy deplorables, sin embargo, con la llegada de la COVID-19, se pudo ver la inversión del Estado en los centros médicos y la evolución que han tenido las infraestructuras de estos. 

Hoy, 25 de marzo 2021, después de un año de que se registró la primera contagiada en Santana, la Gobernación de Boyacá de la mano de la Secretaría de Salud, socializaron el balance de un año de pandemia.  

Publicidad

Algunas acciones que se emprendieron fue la dotación hospitalaria de varios centros de salud, aumento de UCI, fortalecimiento del talento humano y laboratorios de biología molecular. 

Hoy, Boyacá ha enfrentado el coronavirus de manera estratégica y pese a que un año después se han confirmado 47.647 casos, 45.644 recuperados y 1.143 fallecimientos, las acciones buenas que dejó la pandemia son de resaltar. 

19 días después del primer caso nacional, el 4 de abril se presenta el primer fallecimiento y esto obligó al departamento a desplegar iniciativas, para actuar de manera rápida y hacerle frente a la pandemia. 

Al hacer el balance de un año de pandemia el Departamento ha logrado una buena respuesta en este sentido, el Gobernador de Boyacá inicialmente declaró la calamidad pública y la alerta amarilla, ante la vulnerabilidad del sector salud y la necesidad de dotar a la red hospitalaria con equipamiento médico, acorde con las necesidades que implicaba la emergencia mundial de la cual Boyacá no fue ajena. 

Seguido de esto, se compraron 11 mil pruebas rápidas para tamizar al personal de la salud, población indígena y vendedores de las plazas de mercado, las cuales se recibieron el 30 de mayo y poco a poco, fue dotando de equipos a los hospitales del departamento, logrando llegar a Puerto Boyacá, Soatá, Moniquirá, Duitama, Sogamoso, Tunja y Chiquinquirá, con más de 100 ventiladores que fueron adquiridos por la Administración Departamental y las empresas Sociales del Estado, y 45 que entregó el Gobierno Nacional, en muy corto plazo se logró pasar de 66 unidades de cuidados intensivos a 239, para atender a aquellos pacientes que requieren de atención especial. 

“Por la salud de nuestra gente le apostamos a un plan de expansión que nos ha permitido salvar cientos de vidas. Con más de $5.200 millones fortalecimos las unidades de cuidados intensivos e intermedios, y las áreas de hospitalización y ampliamos nuestra capacidad instalada”, indicó el Gobernador. 

Agregó que se abrieron las puertas de la Clínica María Josefa Canelones para brindar atención médica especializada a pacientes con COVID-19; y se aportaron $2.274 millones para la construcción de la red de gases medicinales del Hospital Regional de Chiquinquirá, y para la instalación y dotación de su Unidad de Cuidados Intensivos. 

Con el fin de cuidar al personal de salud se realizó la compra de elementos de protección, EPP, como tapabocas N95, overoles, desinfectantes, batas desechables, guantes de nitrilo, polainas, gel antibacterial, entre otros, adicionales a los que entregó la Unidad de Gestión de Riesgo, los cuales han sido distribuidos a todas las ESE y municipios del Departamento. 

Durante la pandemia para dotación de equipos biomédicos, elementos de protección personal y suministros, y personal de apoyo, el Gobierno Departamental hizo una inversión de $14 mil millones de pesos que sumados a los $6.300 millones, entregados en EPP, por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, dan un total de más de 20 mil millones de pesos en inversión. 

Laboratorios 

Así mismo y ante la necesidad de procesar las pruebas moleculares en el Departamento, el 4 de julio de 2020, se logró que el Instituto Nacional de Salud avalara el Laboratorio Departamental de Salud Pública, el 14 de agosto el del Hospital Universitario San Rafael, y el 18 de agosto, el laboratorio Carvajal, contando de esta manera con tres laboratorios que fueron clave para fortalecer la capacidad diagnóstica y el resultado de las pruebas. 

Además, para apoyar esta tarea se empezó a realizar búsqueda activa de casos en las principales ciudades del departamento, y después, atendiendo los nuevos lineamientos del Gobierno Nacional y fundamentalmente de la Estrategia Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible, PRASS, el Gobierno Departamental adquirió un paquete de 3.500 pruebas rápidas con el sistema de antígenos, las cuales complementariamente a la tarea de los alcaldes y las EPS, se aplicaron y de manera inmediata determinar quiénes podían estar contagiados. 

Por su parte, el secretario de Salud, Jairo Mauricio Santoyo Gutiérrez, manifestó que lo importante de todo el proceso es que siempre se ha contado con el apoyo del Gobierno Nacional a través del Ministerio de Salud y Protección Social, quienes abanderaron la causa e impulsaron a Boyacá a salir adelante para que el departamento hubiese sido el segundo por indicadores, en atención y en el manejo de la pandemia, después de Cundinamarca. 

“Nuestra gestión se enmarcó en tres aspectos: capacidad hospitalaria, capacidad diagnóstica y educación, siempre emprendimos acciones de información y comunicación, a través de campañas centradas en la sensibilización a la población, sobre la importancia del autocuidado, lavado de manos, uso de tapabocas y especialmente, protección de la población vulnerable como los adultos mayores”, señaló Santoyo. 

Así mismo, reconoció el apoyo de todas las instituciones que se unieron a la causa y que con su ayuda generosa contribuyeron con equipos y elementos de protección personal para fortalecer la red hospitalaria y el talento humano en salud. 

“Ahora el nuevo reto es el Plan Nacional de Vacunación que avanza exitosamente en Boyacá, a la fecha se han aplicado más de 39 mil vacunas, y ya se dio inicio a la segunda etapa, esperamos lograr la inmunidad de rebaño para lograr que Boyacá sea un departamento libre de coronavirus”, concluyó Santoyo. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.