Tunja refuerza medidas de contingencia ante creciente ocupación hospitalaria

Foto | Hisrael Garzonroa-EL DIARIO

Las autoridades no descartan la posibilidad de hacer un cierre total de la ciudad.

La capital boyacense está viviendo el momento más delicado en lo que va de la pandemia. Al término del 7 de enero la ocupación de las Unidades de Cuidado Intensivo era del 79%, lo que significó un descenso en el lapso de las últimas 24 horas, pero lo que de ninguna manera fue entendido como un parte de tranquilidad, pues la ocupación sigue desbordando la ocupación en los centros médicos de la ciudad.

publicidad

Hay casos alarmantes como el de la Clínica María Josefa Canelonas, en la que el indicador de ocupación de UCI es del 103%. En hospitalización general la situación no es mucho más alentadora pues en el Hospital Universitario San Rafael, en la Clínica Mediláser y en la Clínica María Josefa Canelones el indicador de ocupación supera el 100%.

Por eso la Administración Municipal decidió reforzar las medidas que se habían tomado hace unos días para la ciudad. A los ya conocidos toque de queda y pico y cédula se suma la ley seca.

Esta medida regirá hasta las 5:00 del martes 12 de enero, con la excepción de comercialización de licores mediante la modalidad de domicilio.

Respecto al toque de queda se dictaminó la prohibición de circulación de la ciudadanía entre las 8:00 pm y las 5:00 am. Para los menores de edad la medida regirá a partir de las 6:00 pm. El toque de queda estará vigente hasta el próximo 16 de enero.

Frente al pico y cédula se estableció que estará vigente entre las 00:00 am del 8 de enero y las 00:00 am del 16 del mismo mes. Dicha medida aplica para el ejercicio del comercio en la ciudad, vendedores ambulantes, centros comerciales, centros empresariales, servicios financieros, servicios bancarios, servicios notariales, plazas de mercado, almacenes de grandes superficies, pasajes comerciales, oficios religiosos, fruvers, gimnasios, centros de acondicionamiento físico, peluquerías, barberías, billares, placitas campesinas, supermercados y autoservicios.

Todos estos servicios podrán atender como máximo a una persona por núcleo familiar.

Igualmente se mantiene la prohibición para la realización de eventos de carácter público o privado que faciliten las aglomeraciones. Tanto centros comerciales como plazas de mercado han de asegurar que el aforo máximo en sus instalaciones sea del 30%.

Las actividades deportivas, ya sean individuales o colectivas, quedan prohibidas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.