Tunja en medio de la incertidumbre

0
1678
Carlo Fidel Gómez
PUBLICIDAD

La capital boyacense vivió una jornada atípica en medio de un paro cívico que fue creciendo con el transcurrir de las horas. Estudiantes y comerciantes se unieron a la protesta paralizando la ciudad, lo que generó una lluvia de críticas hacia el Alcalde, que a esta hora sostiene una reunión con delegados del movimiento Unidos por Tunja para buscar una pronta salida al paro.

El miércoles 25 de abril Tunja vivió su primer paro cívico en lo que va de este siglo, el motivo fue el desmedido aumento en el cobro del impuesto predial; a esto se sumaron reclamos como las altas tarifas de servicios públicos, los altos costos de la gasolina, la persecución sufrida por los comerciantes de la ciudad y la estricta aplicación del Código Nacional de Policía y Convivencia, los incrementos en las tarifas del transporte público y la falta de ejecución de obras de alto impacto para la ciudadanía.

La protesta comenzó de forma tímida, con pocos ciudadanos en las calles protestando y sin generar ningún problema en la movilidad. Pero con el pasar de las horas, el comercio cerró sus puertas, los estudiantes universitarios se sumaron a las marchas, y se dieron bloqueos en varias vías, siendo el centro y las vías de acceso a la ciudad las zonas más afectadas.

La caótica jornada desembocó en una lluvia de críticas hacia el alcalde Pablo Cepeda, que a lo largo no se reunió con ninguno de los grupos ciudadanos que buscaban soluciones. En la tarde se manifestó solicitando un desbloqueo de vías.

Pero al notar lo crítico de la situación, el Alcalde, en compañía de su gabinete, y de la Policía Metropolitana de Tunja, decidieron realizar una mesa de concertación con los promotores del paro cívico, buscando poner punto final a las protestas en la capital boyacense.

La reunión, realizada en el comando centro de la Policía Metropolitana de Tunja, se hizo extensa; encontrar un punto de acuerdo se hizo complejo, y la situación se complicó aún más cuando el Alcalde pidió a los manifestantes un mes y medio más de plazo para conseguir una solución a la crítica situación económica desatada a partir del incremento en el impuesto predial.

Pero los manifestantes se negaron a aceptar esa petición, más cuando el Alcalde ha tenido pleno conocimiento del inconformismo existente entre la ciudadanía, desde comienzo de año, por esta situación. Por esto insistieron en su solicitud de derogar el acuerdo mediante el cual se reglamentó la realización de la actualización catastral.

La protesta ha ido escalando sus dimensiones, y en los últimos minutos se realizó la detención de algunos manifestantes,  quienes habrían lanzado botellas con combustible en cercanías a Estancia El Roble.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.