Tunja: ¿aumentó la desigualdad?

0
3784
Foto | Hisrael Garzonroa-Archivo

Por: Edilberto Rodríguez Araújo- Profesor de la Escuela de Economía de la UPTC

El crecimiento económico no garantiza la superación de las profundas brechas sociales. Resolver las tendencias regresivas arraigadas en el sistema social no resulta de la inercia económica, ni del asistencialismo gubernamental de buen samaritano. Los programas sociales emprendidos en las últimas décadas han contribuido a mitigar las desigualdades, pero, ante su abandono, rebrotan con mayor intensidad, situación acentuada con la desaceleración económica  provocada por las medidas desacertadas del gobierno actual y la mala racha de la economía internacional.


También le puede interesar:
›Tunja aumentó su valor

Foto | Hisrael Garzonroa


A finales del mes pasado el Dane divulgó las cifras de pobreza monetaria para Colombia y 23 municipios, entre ellos, Tunja. En los últimos dos años, la pobreza y la pobreza extrema se recrudecieron en el país, interrumpiendo la caída persistente observada desde 2002. Entre 2016 y 2015 en la trampa de las dos modalidades de pobreza  recayeron 229.000 y 285.000 colombianos, respectivamente. Cabe recordar que el umbral fijado por el Dane es el costo por persona de una canasta de bienes y servicios de $241.673 (pobreza) y una canasta, solamente,  de alimentos de  $114.692(pobreza extrema), correspondiendo a 32,7 por ciento y 15,5 por ciento del salario mínimo. Es inicuo que  el 28 por ciento de los colombianos sea catalogado como pobre al tener un  ingreso mensual de $8.056 diarios. Asimismo, el 8,5 por ciento de los pobres de solemnidad malvivían con  un ingreso equivalente a $3.823.

Si este es el panorama nacional, en el ámbito local, la pobreza ha tendido a disminuir. En efecto, en Tunja, con una población estimada de 185.000 personas,  en los últimos dos años  1.286 personas salieron de la trampa de la pobreza, a lo que se añade que 498 tunjanos abandonaron la  condición de pobreza extrema.

Comportamiento de la pobreza y la desigualdad en Tunja

table1

Al  cotejarse los niveles de pobreza con mejoría o empeoramiento del mercado del trabajo, al considerarse que existe una relación estrecha,  se encuentra que una mayor generación de puestos de trabajo guarda correspondencia con una reducción de la pobreza, exceptuando la pobreza extrema en algunos años puntuales. El año 2013 es un año atípico. Al contrastar las  tasas de desempleo  y subempleo versus pobreza se evidencia una asociación más notoria. Lo anterior plantea la conveniencia de promover programas de empleo, tanto público como privado, que vayan a la par de un mejor desempeño económico local. Este es uno de los temas que debería abocar los observatorios del mercado laboral que, infortunadamente, funcionan al vaivén de las administraciones municipales.

De otra parte, si es observable una mejoría en los indicadores de pobreza, no ocurre lo mismo con el indicador de la distribución  del ingreso, medido a través del coeficiente de Gini, el cual  refleja la mayor equidad (tendiendo a 0) o inequidad (tendiendo a 1).

A diferencia de lo que se registró el año pasado en Colombia, en Tunja, este coeficiente se elevó (0,493), siendo el nivel más alto del periodo, lo que podría estar reflejando el deterioro del mercado del trabajo, en el que 1.000 tunjanos quedaron por fuera el año pasado. Así las cosas, en Tunja en 2016 aumentó la desigualdad.

E-mail: [email protected]
Twitter: @zaperongo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.