Somos carne de Coronavirus

1
205
PUBLICIDAD

Por: Daniel Triviño

A esta altura de expansión de la enfermedad todos, en mayor o menor medida, somos presas del pánico. Ha contribuido el poco conocimiento que tenemos de la patología y que la mayoría de nosotros ha leído el testimonio de algún médico, que afirma que la atención del coronavirus no es un asunto menor.

Para el caso, revivo el testimonio de un médico español, que ha enfrentado cara a cara la enfermedad y que sabe de lo viral que puede ser y de lo peligrosa que puede tornarse para todos, sin excepción alguna.

Publicidad

“Soy neumólogo en un hospital del sur de Madrid y estoy tremendamente preocupado por el coronavirus. No sé si nuestros dirigentes han hecho números, pero son para asustar.

El SARS-CoV-2 tiene un periodo de incubación de unos 5 días durante los que los pacientes son ya contagiosos. La tasa de contagio R0 (número de pacientes infectados por cada enfermo) es de entre 1.5 y 2.5. Traducido: el número de enfermos se duplica cada 5 días. Según los datos de China, el 20% precisan hospitalización y el 5% intubación y ventilación mecánica en UCI. Afortunadamente los datos de Corea del Sur, que está haciendo muchos más test, y diagnosticando muchos más casos leves, hablan de solo un 10% de hospitalizados, por lo que asumiré una tasa de ingreso en UCI de solo 2.5%.

Con el número de pacientes diagnosticados en mi hospital, y duplicándose la cifra cada 5 días, calculo que a finales de abril habrá en mi área unos 2.000 infectados (4>8>16>32>64>128>256>512>1.024>2.048). Así son los datos cuando crecen de manera exponencial. Y probablemente alcancemos esas cifras antes dado que en breve vamos a empezar a hacer más test y ahora mismo hay muchos pacientes sin diagnosticar.

Mi hospital atiende a una población de 225.000 habitantes. Tiene 406 camas, de las cuales 12 son de UCI. Hay además otras 20 en reanimación que podrían ser usadas como camas de UCI. 32 en total. Si el 10% necesitan ingreso, en la última quincena de abril necesitaremos al menos 200 camas para esos pacientes. La mitad de las de mi hospital. De ellos 40-50 en UCI. Es decir todas las camas de UCI de mi centro.

La gente seguirá enfermando de otras patologías, teniendo cirugías y accidentes, necesitando ingresar. Habrá que suspender todas las cirugías programadas y decidir no ingresar muchas patologías no tan graves que hoy no se envían a casa.

La media de estancia de estos pacientes es de 2 semanas hasta la curación y/o hasta que dejen de ser contagiosos. La de los más graves es de 3 semanas. Los primeros contagiados ya habrán sido dados de alta. Pero el grueso de los enfermos seguirán ingresados. Eso significa que en solo 5 días más necesitaremos otras 200 camas y otras 50 camas de UCI. En la primera semana de mayo todas las camas de mi hospital, todas.

A estas alturas la UCI estará totalmente sobrepasada. Esto implica que habrá que tomar decisiones éticas muy difíciles. Habrá que decidir a qué pacientes ventilar y a quienes dejar morir porque no habrá ventiladores ni camas de UCI para todos.

De estos datos habrá que descontar a los fallecidos. La tasa de mortalidad del virus en China es del 2.3%. Parece que los datos coreanos son más optimistas con una tasa de mortalidad menor al 1%. Está claro que por aquí (afortunadamente) no vamos a liberar muchas camas.

Por otro lado, el personal no es de superhéroes. Enfermaremos también por el coronavirus. Necesitaremos 2-3 semanas para dejar de ser contagiosos y poder reincorporarnos al trabajo. Tendremos familiares enfermos a los que atender. Y tendremos miedo de ir a trabajar. Los que continúen sanos deberán dedicarse íntegramente a los hospitalizados. Se suspenderán consultas y pruebas diagnósticas no esenciales.

Estos datos son extrapolables a cualquier otro hospital y área del país. Todo esto ocurrirá si seguimos sin hacer nada como hasta ahora en la <<fase de contención>>. Para mí está claro que la infección ya no se puede contener, solo enlentecer para no colapsar el sistema sanitario. Por eso el gobierno deberá tomar decisiones difíciles sí o sí para que llegue esta situación que os describo, y evitar el colapso del sistema sanitario.

En primer lugar, limitar los movimientos de la población dentro de las zonas más afectadas y prohibir todas las reuniones de personas como han hecho en Italia. Calculo que nos queda una semana para eso en España. Pero eso no solucionará el colapso sanitario dentro de la zona afecta, cuyos habitantes seguirán contagiándose y colapsando los hospitales. Lo siguiente será la prohibición de toda actividad no esencial y la cuarentena domiciliaria obligatoria como han hecho en China. El cierre de todos los colegios, universidades, fábricas y oficinas. Solo podremos salir de casa los trabajadores sanos de actividades esenciales para la sociedad (policía, bomberos, sanitarios, servicios básicos). Es la única forma de frenar el virus. Eso es la paralización total de un país y su economía durante al menos 4-6 semanas.

Afortunadamente esto dará un respiro al sistema. Los hospitales estarán a tope pero no colapsados. El personal sanitario enfermo se irá reincorporando al trabajo con anticuerpos frente al virus.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.