Sin logro alguno para Boyacá, Juan Camilo Ostos deja de ser el Viceministro de Transporte

A la izq. Juan Camilo Ostos, Ex Viceministro de Transporte. Foto | Vía Twitter

Con una carta de agradecimiento Juan Camilo Ostos puso fin a su ciclo como Viceministro de Transporte, el cual terminó sin dejar una verdadera huella en el departamento.

Este viernes el sogamoseño Juan Camilo Ostos puso fin a su ciclo como Viceministro de Transporte, el cual duró 19 meses sin tener mayor repercusión para su departamento de origen.

Ostos se despidió a través de una carta muy bien elaborada, muy respetuosa y muy elegante. Muy distante de lo que fue su gestión en el Viceministerio, especialmente con Boyacá, territorio al que no le dejó algo más allá de preocupaciones.

“En primer lugar quiero agradecer al señor presidente Iván Duque, a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y a la señora Ministra Ángela María Orozco por haber confiado en mí para asumir la responsabilidad de ser el Viceministro de Transporte, tarea que asumí como un honor y con toda la dedicación y responsabilidad que implica trabajar para sacar adelante uno de los sectores que es parte de la columna vertebral del desarrollo económico y social del país”.

La misiva se contradice con los hechos que hoy son comprobables, pues Ostos asegura que durante su gestión se pasó de las promesas a la acción. “En estos 19 meses de trabajo acompañando la labor de la señora Ministra, asumimos el reto de superar los discursos llenos de promesas y transformarlos por hechos y realidades. Este trabajo solo ha sido posible porque hemos recibido el apoyo y decidido acompañamiento de los gremios, de la academia, del Congreso, de los gobiernos locales y de la sociedad civil”.

Pero la tierra natal de Ostos, Boyacá, evidencia una ausencia total de gestión y de intervención durante estos 19 meses: Las promesas realizadas sobre complementos a la BTS no se dieron, los ciudadanos del Valle de Tenza quedaron pagando uno de los peajes más caros del país, tampoco se garantizaron los pedidos de los boyacenses sobre la vía Tunja-Moniquirá-Barbosa que será intervenida próximamente, e incluso quedaron embolatados los 400 mil millones que urgen a la Administración Fúneme para ejecutar el tan prometido y tan sonado Sistema Estratégico de Transporte.

Claro que ha de aclararse que Ostos tuvo la delicadeza de disculparse por los errores y la desidia. “Seguramente, en el camino también hubo errores y por ellos quiero presentarles mis más sinceras excusas. Las equivocaciones son naturales cuando se deben tomar decisiones y son un terreno fértil para aprender sin vanidad, corregir con honestidad y mejorar con convicción”. A favor de Ostos hay que agregar que el que debería pedir excusas es Jorge Hernando Pedraza, que otra vez jugó desacertadamente una de sus cartas y las consecuencias para el departamento son las mismas de siempre: cero gestión y progreso para Boyacá.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.