Sin conectividad, ¿no existen?

Por | Julio Medrano

El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, compartió la fotografía donde un grupo de estudiantes sostiene un cartel con el enunciado ‘Programo luego existo /’, producto de la insensatez de algún creativo resuelto a jugar con la verdad y el cliché filosófico del Cogito ergo sum para limpiar el nombre de la Ministra.

Más allá de la imagen, queda la carga de un mensaje viciado por la burla contra los estudiantes colombianos que no tienen acceso a un computador, a quienes por culpa de la pandemia por la corrupción, tuvieron que ver (y aún reciben) clases a través de Whatsapp y/o mensajes de texto en un celular, que algunas veces resulta ser el aparato telefónico de la vecina de la tienda. La fotografía hace parte de la convocatoria conformada por el banco de docentes elegibles para participar en el nivel avanzado de “Programación para Niños y Niñas” del Ministerio de las TIC.

Publicidad

Dos semanas han transcurrido de comunicados (a)lav(b)adores de la imagen del Ministerio, dos semanas donde el equipo de comunicaciones de Presidencia ha sabido dilatar la salida de la ministra Abudinen luego del escandaloso contrato para llevar conectividad a escuelas de zonas apartadas del país y por el que pagaron más de 70 mil millones de pesos como anticipo, que a fecha de esta columna, siguen embolatados. La Ministra tendrá que rendir cuentas en la Cámara de Representantes el próximo 3 de septiembre.

Demostrado el apoyo de Duque, Fiscalía y Procuraduría con la Ministra, queda la frustración de los colombianos que no perciben una claro de justicia en el caso.

Ahora paso al horror de la afirmación en el cartel. La electricidad sin duda opacó el placer de una llama de vela. Los centros comerciales son el plan dominical que dejó vacíos a los parques familiares. Así, Internet machaca más y más al humano. Debería ser un soporte para la equidad de la sociedad; sin embargo, es hoy por hoy un abismo entre quienes tienen el acceso a ella y quienes no. Los nuevos lenguajes informáticos se abren paso en la economía y la academia, la programación para páginas web y aplicaciones será la nueva norma para los profesionales. Quien no sepa codificar será obsoleto. Pero, no por eso dejará de existir (manteniendo la inmensa proporción de la palabra).

En zonas rurales ni siquiera hay una línea de energía eléctrica, y, no por eso quienes habitan en esos lugares, no existen. El existir, para el genio publicitario lavador de la imagen del MinTIC, está más allá de nadar en la fangosa red de una fibra óptica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.