“Si es necesario capturar y detener personas, lo haremos”: Alejandro Fúneme

1
1395

En un pronunciamiento conjunto entre el Gobernador de Boyacá y el Alcalde de Tunja se advirtió sobre la rigidez con la que se aplicará de aquí en adelante la medida de aislamiento obligatorio.

Con el anuncio de dos nuevos casos de COVID-19 en Boyacá, uno en Togüi y uno en Tunja, ha crecido la preocupación ciudadana y a la vez de las autoridades administrativas de los municipios y del departamento.

A esto se suma el anuncio en el paso de la fase de contención, a la fase de mitigación, que obliga a los gobiernos a extremar medidas para evitar la propagación de la enfermedad.

El gobernador, Ramiro Barragán; el secretario de salud, Mauricio Santoyo; el alcalde de Tunja, Alejandro Fúneme; y la gerente del Hospital Universitario San Rafael de Tunja, Lyda Pérez, coincidieron en la importancia de acatar la medida de aislamiento obligatorio, pues solo de esta manera se evitará un colapso en el sistema de salud del departamento.

“Muchos de ustedes aún no lo han comprendido y queremos solicitarles, de manera respetuosa, que acaten las disposiciones. Si acá es necesario capturar personas, detenerlas e impartir las medidas con toda la rigurosidad de la ley, lo haremos”, señaló Fúneme.

La preocupación hoy en el departamento está latente dado el caso del paciente de 84 años que se encuentra en unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario San Rafael de Tunja, que fue ingresado el 22 de marzo, pero solo hasta hoy se dio a conocer que es un caso positivo de COVID-19, situación que ha hecho que muchos se cuestionen sobre el estado de salud del personal del hospital y de otros pacientes que hayan podido contagiarse.

1 COMENTARIO

Responder a Alba Danit Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.