Semana traumática para los usuarios de Vanti en Tunja

0
507
PUBLICIDAD

A lo largo de la semana se vieron aglomeraciones de usuarios en la oficina de atención al cliente por varios reclamos e inconformidades de los usuarios. La empresa explica que la situación se ha presentado por el regreso al proceder habitual en temas de facturación y revisión periódica.

Hasta la zona de parqueaderos del centro comercial Plaza Real se extendieron las filas de usuarios, que a lo largo de esta semana acudieron una y otra vez para presentar reclamaciones y buscar soluciones respecto al servicio que presta la empresa de Gas Natural Cundiboyacense Vanti.

Los usuarios denunciaron aglomeraciones y demoras para atender sus reclamaciones, con el agravante de que en estas extensas filas había varios personas de la tercera edad.

Publicidad

Sin embargo, desde la empresa explicaron que las largas filas y aglmeraciones han sido algo circunstancial, producto de la retoma de la normalidad luego de varios meses en los que hubo ciertos cambios el normal proceder de la empresa.

Por ejemplo, recuerda la empresa que durante el periodo de aislamiento preventivo obligatorio se dio el beneficio de diferir el pago de las facturas, pero eso terminó a partir de este mes, lo que generó molestia en varios de los suarios.

Otra situación que, según la empresa, inquietó a los usuarios, fue el retorno de las revisiones periódicas dado las directrices de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG), lo que a su vez requirió la programación o reprogramación por parte de los usuarios.

Otra situación que despertó la molestia de los consumidores fue el ajuste en el valor de facturación luego de varios meses de financiación, pues según explican desde Vanti, algunos usuarios acudieron a sus oficinas para hacer el pago de una vez, mientras que otros lo hicieron en búsqueda de una revisión de estos valores.

Aunque una de las situaciones que más indignación causó entre los usuarios fue el cambio de factura que hizo la empresa recientemente, pues para muchos usuarios el número de pago no correspondía, por lo que no pudieron hacer el pago respectivo.

Claro que no se trató de una situación menor, pues fueron muchos los usuarios que no pudieron realizar el pago o que no recibieron su factura. Algunos de ellos explicaron que la empresa no dispuso de un funcionario exclusivo para atender esta situación, y que la máquina dispuesta para la impresión de las facturas no estaba a disposición, lo que hizo más larga la espera y la fila. Por su parte, la empresa niega esta versión y asegura que dispuso de un funcionario para atender esa situación en específico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.