Sector de la construcción en Boyacá muestra notables signos de recuperación

0
138
Foto| Hisrael Garzonroa
PUBLICIDAD

Un 88% de los proyectos de construcción retomaron actividades, mientras que las ventas de vivienda para mayo representaron un repunte del 60,3%.

Pasados algo más de dos meses desde que se autorizó la retoma de actividades para el sector de la construcción, Camacol Boyacá y Casanare ha hecho un balance del desempeño del sector desde la reapertura, entregando cifras y datos alentadores en lo que respecta al mes de mayo.

Publicidad

De acuerdo a Camacol, cada vivienda nueva que se construye genera 5,6 puestos de trabajo y requiere de insumos del 50% de los sectores económicos del país, lo que ratificar a la construcción como un sector estratégico para la generación de valor agregado en la economía nacional.

Desde el momento en que se permitió la reapertura a la fecha en Tunja se retomaron el 88% de los proyectos (31), en Duitama el 91% (10), en Sogamoso el 85% (11) y el total en Paipa (4), para un promedio regional del 88%.

De hecho, la reactivación de obras de construcción permitió mermar levemente las críticas cifras de desempleo que reportó el DANE hace unas horas. De Acuerdo a Camacol Boyacá y Casanare, el sector de la construcción aportó con 107 puestos de trabajo, que para junio irán en crecimiento dado que hubo una mayor reapertura del sector.

Igualmente reporta Camacol Boyacá y Casanare que para mayo de 2020 se invirtieron 6.136 millones de pesos en la compra de viviendas nuevas. Se vendieron 93 unidades habitacionales, de las cuales 71 corresponden al segmento VIS. Eso representa un drástico crecimiento al comparar con las 17 unidades vendidas un mes atrás.

Un análisis más detallado del sector de la construcción en el departamento detalla que el 50% de la oferta está en Tunja, con un total de 1.252 unidades de vivienda; Sogamoso concentra el 27% de la oferta, Duitama concentra un 20% y Paipa concentra el 3% restante.

De todas formas los retos para el sector son enormes, pues la disminución de ingresos en los hogares  a causa de la crisis del COVID-19, tendrá repercusiones para los líderes de proyectos de construcción, que deberán encontrar la forma de mantener los negocios acordados a comienzo de año, así como para establecer nuevos negocios. Esto podría derivar en la implementación de estrategias para flexibilizar pagos, otorgar periodos de gracia, reubicar compradores hacia inmuebles dentro del mismo proyecto pero con tiempos de entrega más largos, cambios en las estrategias de comercialización de inmuebles, entre otras estrategias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.