Se cumple un año de consolidación de la paz

0
1235
PUBLICIDAD

Hace un año los colombianos, guiados por artimañas y manipulaciones, dijeron no en un plebiscito que buscaba dar viabilidad a unos acuerdos de paz. Con el afán de conseguir la anhelada paz, el Gobierno y las FARC accedieron a modificar los acuerdos, y ha sido tal el éxito del proceso que dio pie para iniciar conversaciones con el ELN, hoy se celebran las prmeras 24 horas del cese bilateral al fuego.

“Si Colombia dice ‘no’, daría la impresión de ser un pueblo esquizofrénico que se aferra a la guerra como forma de vida”, dijo en su momento y días previos a la votación del plebiscito el expresidente uruguayo José Mujica.

Militares atendidos

Y en Colombia ganó el no. Pero no por un preocupante caso de esquizofrenia colectiva, más bien por el éxito de la manipulación y del rencor, representada en muchos que hoy aspiran a conducir los hilos del país, pero que cada vez ven más lejano ese objetivo ya que por fin están siendo encasillados como los promotores del odio y la cizaña.

“Celebramos que hoy hace un año Colombia dijo NO en el plebiscito”, publica Juan Carlos Vélez en cuenta de Twitter. El mismo Vélez que días después de la victoria del ‘no’ destapó la estrategia utilizada por el uribismo para desprestigiar la paz y lograr que “la gente saliera a votar verraca”. Ese mismo que luego de confesar su fechoría, quiso hacer creer que lo obligaron a decir lo que dijo, o que estaba ebrio; que inventó una infinidad de pretextos en los que luego nadie creyó.

Y mientras Vélez y otros representantes de las fuerzas oscuras de este país celebran la victoria del ‘no’, la mayoría de colombianos anda celebrando la consolidación de la paz sin cizaña; de la paz que ha puesto ejemplo al mundo; que le valió un premio Nobel de Paz a Juan Manuel Santos y una visita papal a los colombianos. Pero que además ha servido como referente para iniciar diálogos con el único grupo guerrillero sobreviviente, el ELN, grupo con el cual ya se ha establecido un cese bilateral al fuego.

Hace un año decían los opositores al proceso que con la victoria del ‘sí’ en el plebiscito, Colombia se convertiría en una dictadura comunista, pero hasta ahora las libertades individuales y el libre mercado siguen funcionando en el país. También se dijo que las FARC harían una falsa desmovilización y a partir de ello se tomarían las ciudades; esto tampoco sucedió, las calles de las ciudades siguen a merced de la delincuencia común y del narcotráfico, fenómenos que con la consolidación de la paz verán mermado su funcionar ya que la fuerza pública podrá destinar mayores esfuerzos a combatirlos.

Muchos pensarán que es cuestión de visión, de apreciación y postura frente a la paz; pero para acabar con las subjetividades aparecen las cifras.

Los enemigos de la paz, aquellos que engrosan su caudal político a través de la guerra, del miedo y la muerte; pasado un año del plebiscito ven más difíciles las cosas, viendo que en solo un año las FARC cumplieron con dejar las armas, que en solo un año Gobierno y ELN establecieron diálogos de paz y cese bilateral al fuego, y que Clan del Golfo está dispuesto a someterse.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.