Rodulfo y Aída, desde la Lista de la Decencia, bajo la consigna de: “La Vida Primero”

0
5496

Por | Edilberto Fagua Jiménez

Comprometidos con la trasformación del país, Rodulfo Ballesteros y Aida Avella buscan tomar distancia de las prácticas clientelistas, burocráticas y corruptas propias de la clase política tradicional, que de continuar enquistada en las instituciones del Estado nos llevaran a un agujero oscuro.

La firma del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto Armado en Colombia, entre el Gobierno Nacional y la entonces guerrilla de las FARC – EP, ha generado un ciclón intempestivo de armas políticas y legales que son usadas en la disputa entre fuerzas que persisten en mantener el orden establecido y otras que se resisten juntándose para transformar la realidad colombiana apostándole a consolidar escenarios de justicia social.

En ese sentido, sectores alternativos que oscilan en el espectro de la izquierda del país, pese a las dificultades y las taras con tintes leguleyos que les han sido interpuestos, con humildad y certeza han generados apuestas unitarias con miras a defender un acuerdo programático que principalmente se avoca a enriquecer la movilización política, social, legislativa y ejecutiva para consolidar una apuesta por cambios estructurales en los distintos espacios de la vida de los colombianos.

Así las cosas, en la perspectiva de las próximas elecciones para Congreso de la República del 11 de marzo, se vienen generando a nivel regional y nacional, listas denominadas de “La Decencia”, en las que participan destacadas personalidades de las luchas sociales, sindicales, las reivindicaciones de las mujeres, obreros, campesinos, entre otros; para el caso de Boyacá llama la atención la presencia del conocido dirigente sindical Rodulfo Ballesteros, y una aguerrida mujer, Aída Avella, hijos de la provincia del Sugamuxi y provenientes de uno de los partidos políticos que mayor resistencia ha hecho al exterminio, y que empecinado en defender un programa para la justicia social, el agua y el territorio, continúa en el escenario de disputa.

Rodulfo y Aída vienen cimentando su apuesta bajo la consigna de “La Vida Primero” sujetándola a proponer iniciativas con miras al crecimiento productivo con empleo digno, política tributaria y fiscal progresiva, mejorar la calidad de vida de los trabajadores e incrementando sus ingresos, innovación en la producción y uso de tecnología y energías limpias, protección y cuidado de la naturaleza, cobertura y acceso real de todos los colombianos a los derechos y servicios sociales, exigencia del cumplimiento del acuerdo de paz y el fortalecimiento de la participación ciudadana.

Las anteriores, son características políticas y programáticas de la apuesta unitaria de algunos sectores de la izquierda, que aún salvaguardados por los derechos fundamentales y amparados por fallos de tutela que dan vía libre a la coalición política, aún deben seguir en la batalla jurídica para auto garantizarse continuar en el escenario electoral, y consolidarse como una alternativa real de poder incluyente, comprometido con la trasformación del país, buscando tomar distancia de las prácticas clientelistas, burocráticas y corruptas propias de la clase política tradicional, que de continuar inquistada en las instituciones del Estado nos llevaran a un agujero oscuro.

Las cartas se abren sobre la mesa, ahora es tarea de cada uno decidir acertadamente por la defensa y ampliación de la democracia, junto con el cumplimiento del acuerdo de paz firmado en La Habana – Cuba.

Le puede interesar:
>Una mujer boyacense excluida del tren con destino al senado

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.