Resultados de estrategia cultural en Tunja para bajar violencia intrafamiliar con Biodanza

0
1156
Foto | Archivo personal

Los talleres de Biodanza se realizaron entre agosto y noviembre, y se llevaron a cabo cerca de 50 talleres

La socialización de uno de los proyectos desarrollados por la Secretaría de Cultura de Tunja, dentro de la carpeta de becas a estímulos culturales 2016, será este viernes 11 de noviembre, en el auditorio Crem de la Alcaldía.

Se trata del proyecto ‘Biodanza la vida cotidiana de Tunja’ desarrollado dentro de la línea de investigación en danza. La propuesta de danza como expresión no solo estética sino integral, afectiva y social para minimizar riesgo de violencia intrafamiliar se realizó en cerca de 50 talleres realizados en Tunja en diferentes comunidades, entre los meses de agosto y noviembre.

Niños y niñas del barrio Antonia Santos, madres y mujeres cabeza de familia de diferentes sectores, pensionados, empleados y desempleados, adultos, profesionales y en general seres humanos con la intensión de cuidar sus vidas y sanar vínculos desde la expresión danzada fueron los participantes de este proyecto.

Cerca de 200 personas acogieron la invitación para danzar los límites, los vínculos, los dolores, los seres ausentes, danzaron la alegría y toda emoción presente, danzaron los encuentros y desencuentros, danzaron el autocuidado y el respeto. Y cerca de 40 participantes acompañaron los tres meses de Biodanza de manera constante, con resultados significativos para Tunja, considera una ciudad con altos índices de violencia intrafamiliar y de género.

La propuesta de Biodanza se basó en una reeducación afectiva, mediante la integración corporal, emocional y cognitiva para lograr transformar paradigmas frente a los roles en la familia. Algunos ejes fueron: autocuidado e identidad, comunicación, convivencia y paz, todo mediante danzas específicas que generan compresiones más allá de aspectos cognitivos.

Los talleres se realizaron de agosto a noviembre. Cada clase se realizó en dos horas, en las que se integraron danzas rítmicas, afectivas, coordinaciones, sincronizaciones, de integración motora y fisiológica. Danzas con propósitos específicos para recuperar la autonomía, la libertad, el amor propio, la convivencia, la minimización de la violencia y la convivencia en armonía.

Esta propuesta de vida, vínculo y autocuidado desde la “danza de la vida” o Biodanza será compartid por toda la comunidad que dese asistir este viernes 11 de noviembre al Crem de la Alcaldía de Tunja. De 9 a 11 de la mañana, la comunidad entera podrá participar en una danza común de integración y vida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.