Represión del ESMAD deja dos personas con herida ocular en Paipa

Foto | Cortesía

El pasado 28 de junio, se llevaron a cabo varias movilizaciones en el territorio boyacense debido al cumplimento de dos meses de Paro Nacional. En Paipa se reunieron alrededor de 50 personas que realizaban un plantón pacífico en el terminal del municipio. 

Mediante fotos y videos se conocieron los casos de varios jóvenes que resultaron heridos por el abuso de la fuerza policial en medio de las protestas. Por eso, EL DIARIO se comunicó con Camila Ochoa, integrante de la Comisión de Verificación de DDHH en Boyacá y del Comité de derechos humanos de la UPTC. 

“Alrededor de las 7:20 p.m. bloquearon la vía principal al lado del terminal, casi a los 20 minutos llegó la Secretaría de Gobierno de Paipa, la cual les dijo que la orden era no dejar bloquear ninguna vía nacional. Se intentó interlocutar con ellos para llegar a un acuerdo, pero ellos no aceptaron (…) Entonces los funcionarios de la Alcaldía les dicen que tienen diez minutos para que desbloqueen la vía. Después llegan alrededor de 70 efectivos por los dos sentidos de la vía y todos los manifestantes se dispersan”. 

Ochoa añadió que la Policía inició a lanzar granadas de aturdimiento, gases y piedras a las personas que se encontraban en el plantón pacífico, “cuando se empieza a dispersar la manifestación, podemos notar que los uniformados apuntaban las granadas de aturdimiento y demás armas que utilizaban a la cabeza y cuerpo de las personas y no al piso como debe ser”. 

En esos momentos de tensión que se vivieron en el municipio, Alejandro Baquero sale con una lesión ocular del ataque del ESMAD, “el lugar de los hechos fue cerca de mi casa y yo estaba en mi residencia cuando escuché el primer ‘totazo’ hacia los manifestantes. Mi reacción fue salir de mi casa a ayudarlos porque los del ESMAD ya estaban metidos en el pueblo y tenían arrinconados a los chicos. Me di cuenta que uno de los de primera línea tenía los ojos lastimados y que presentaba varias lesiones, así que le pedí el escudo para ubicarme en la primera línea. Cuando lo hice, uno del ESMAD volteó la calle y alcancé a notar cuando me apuntó, lo único que alcancé a hacer fue a tratar de agacharme, luego sentí el impacto, afortunadamente me pegó primero la bala de goma o la lata cerca al ojo y no directamente sino eso me hubiera estallado el ojo”. 

Baquero añadió que tuvo que ser remitido de inmediato a Tunja para que un especialista revisará su lesión. En los próximos días, en Bogotá, le harán una ecografía ocular con la cual le darán el diagnóstico de su estado. Hasta el momento, el ojo ha permanecido vendado y con el suministro de algunos medicamentos. 

De la jornada de protestas del 28 de junio en Paipa, se registró la lesión de alrededor de siete personas, dos de ellas con traumatismos y lesiones oculares y tres jóvenes detenidos arbitrariamente. “En las horas de la noche se detuvo a tres personas, a ellos los esposaron, les pegaron, les dieron patadas. Al lugar llegó la Secretaría de Gobierno y dejaron en libertad a los jóvenes, pero les colocaron un comparendo injustificado”, señaló Camila Ochoa, integrante del Comité de DDHH. 

El DIARIO intentó comunicarse con Fabio Medrano, Alcalde de Paipa, pero no se obtuvo respuesta. Se está a la espera del pronunciamiento del mandatario ante los hechos. 

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.